NARRATIVAINVESTIGACIÓNDATOS

Search

En los años 2012, 2013 y 2014 varios de los entonces ministros del gabinete de Otto Pérez Molina le obsequiaron bienes de alto valor. Estos “regalos” eran entregados al Presidente en ocasión de cada cumpleaños. Para ello se realizaba una especie de “cooperacha” (aporte) de dinero en efectivo, el cual era recaudado por Juan Carlos Monzón, secretario privado de la entonces vicepresidenta Roxana Baldetti, quien decidía qué bien se compraba. Los aportes se realizan en efectivo para ocultar las transacciones y no dejar rastro del dinero. Lo que indica un ánimo de ocultar origen y destino de los fondos, según la Cicig.

En muchos de estos casos los onerosos regalos (que incluyeron entre otras cosas una lancha lujosa, una casa en la playa y un helicóptero, entre otras cosas sumaron Q33 millones) no se correspondían con las declaraciones  patrimoniales de los funcionarios. La investigación se derivó de casos previos como La Línea y Cooptación del Estado, y contó con la colaboración del ex secretarivo privado de la vicepresidenta Baldetti, Juan Carlos Monzón.

 

TEMAS