NARRATIVAINVESTIGACIÓNDATOS

Search

En 2012, se capturó al entonces alcalde Adolfo Vivar Marroquín, a empresarios que prestaron su nombre y personería jurídica para constituir entidades mercantiles para defraudar el patrimonio municipal por un monto aproximado de 20 millones de quetzales, a través de la adjudicación anómala de proyectos de obra gris en la municipalidad de Antigua Guatemala.

El desvío de fondos también se cometió, según la acusación, con el pago de planillas a supuestos trabajadores de la municipalidad y la cancelación de servicios no prestados. El Juzgado de Extinción de Dominio extinguió nueve propiedades a Vivar Marroquín, quien no logró justificar el origen lícito de los bienes, los cuales fueron adquiridos durante su gestión 2008-2013.

TEMAS