NARRATIVAINVESTIGACIÓNDATOS

Search
7 mins de lectura

COMPARTIR

Los 12 fiscales generales que han estado al frente del MP de Guatemala

La figura de Fiscal General y jefe del Ministerio Público -MP- es la persona responsable de la entidad que promueve la persecución penal y dirige la investigación de los delitos de acción pública; además vela por el estricto cumplimiento de las leyes del país.

Conoce aquí a las 11 personas que han estado al frente del MP.

1. Ramses Cuestas Gómez: fue el primer Fiscal General de la historia, fue nombrado el 15 de mayo de 1994 por el presidente Ramiro De León Carpio; Cuesta Gómez asumió un mes después del magnicidio del presidente de la Corte de Constitucionalidad, Eduardo González Dubón. Tomó el mando de un Ministerio Público señalado de ser controlado por la inteligencia militar y durante su período fue criticado por ineficiencia para investigar casos de alto impacto como el asesinato del magistrado Epaminondas González Dubón. Renunció 22 meses después, el 12 de abril de 1996, por un supuesto enfrentamiento con el presidente Álvaro Arzú.

2. Héctor Hugo Pérez Aguilera: fue electo para terminar el periodo de su antecesor, Cuestas Gómez; antes de asumir el cargo de Fiscal Pérez Aguilera era un juez de carrera dentro del Organismo Judicial. 

Después de mayo de 2015, su legado es haber sido uno de los magistrados de la Corte de Constitucionalidad que revocaron la sentencia por el delito de genocido contra Efraín Ríos Montt.

3. Adolfo González Rodas: llegó al cargo el 15 de mayo de 1998, electo por el ex presidente Álvaro Arzú, fue el primer Fiscal General en terminar su período constitucional de 4 años. 

Gónzalez Rodas fue criticado durante por las deficiencias notables llevadas a cabo en la investigación del obispo Juan Gerardi en abril de 1998. La Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado (ODHA) pidió su destitución en varias ocasiones, pero no recibieron respuesta del presidente Arzú. 


4. Carlos David De León Argueta: estuvo en el cargo entre 2002-2004. En mayo de 2014, fue capturado por cargos de lavado de dinero al haber recibido un cheque por Q1.2 millones en su cuenta personal que originalmente estaba destinado para construir viviendas para familias de escasos recursos. La Comisión Internacional contra la Impunidad -Cicig- fue querellante en ese caso. Sin embargo, poco después recobró su libertad porque la juzgadora a cargo declaró falta de mérito en el caso. 

Durante su administración tuvo una polémica relación con su exasistente, Ana Lucía Alejos Botrán, quien en 2012 lo denunció por la retención ilegal del hijo que tuvieron juntos. En 2019, De León Argueta reapareció al lado del presidente Alejandro Giammattei de manera esporádica. Desde entonces ha permanecido oculto. 


5. Juan Luis Florido Solis: el presidente Óscar Berger lo nombró Fiscal General en dos ocasiones. La primera en 2004, y la segunda en 2006, pero no terminó su administración de 4 años debido a fuertes señalamientos en la lentitud para trabajar importantes casos de investigación. 

Su salida fue polémica sin esclarecer si había sido destituido o había renunciado. Su salida se dio en medio de críticas por su deteriorada relación con la Cicig y por no avanzar en la investigación del asesinato de tres diputados salvadoreños.


6. José Amílcar Velásquez Zárate: estuvo en el cargo 2006 – 2010. Fue nombrado por el expresidente Álvaro Colom, para terminar el período que Florido dejó a medias. Según un informe de CEJA (Centro de Estudios de Justicia de las Américas) durante su gestión se dieron los primeros pasos para reorganizar el Ministerio Público, enfocándose en la mejora de la efectividad de la investigación criminal. 

Una de las crisis de su administración fue el asesinato de Rodrigo Rosenberg, que fue atribuida a Colom. Zárate terminó su período como fiscal general en 2010. De acuerdo a un informe de ProJusticia, Zárate fue el favorito de algunos representantes de organizaciones de derechos humanos, la cooperación internacional y de la Cicig porque en su gestión avanzaron varios casos de investigación y se logró coordinar muy bien con el primer ex comisionado Carlos Castresana.


7. María Encarnación Mejía García de Contreras: fue la primera mujer como Fiscal General. Las dos veces en ocupar el cargo fue de manera interina y eso ocurrió en el mismo año. La primera vez fue del 15 de mayo de 2010 al 25 del mismo mes y año. Trabajó 16 años en el Ministerio.
García de Contreras estuvo en el cargo en el gobierno de Álvaro Colom y antes de ser Fiscal General ocupaba el cargo de Fiscal Distrital de Sacatepéquez.

8. Conrado Arnulfo Reyes Sagastume: se mantuvo en el puesto solo 17 días. Fue destituido por la Corte de Constitucionalidad por falta de honorabilidad. Carlos Castresana señaló a Reyes Sagastume de tener vínculos con estructuras criminales de abogados que se dedicaban a adopciones ilegales, a redes de corrupción y tener vínculos con el narcotráfico. Luego de la elección de Reyes Sagastume Carlos Castresana renunció a la Cicig. En 2018 la Corte Suprema de Justicia nombró a Conrado Reyes como magistrado suplente ante la CC.

María Encarnación Mejía García de Contreras: el 11 de junio de 2010 regresó nuevamente al cargo de fiscal general Mejía García de Contreras, esta vez durante seis meses. 

9. Claudia Paz y Paz: inició su gestión en diciembre de 2010 y la finalizó en abril de 2014. Fue la primera Fiscal General mujer que ocupó un período completo, recordada por realizar cambios en la política criminal del MP y lograr condenas significativas contra las pandillas y golpes al crimen organizado. Cuando dejó su cargo, salió al exilio por temor a ser detenida por el trabajo realizado en el ministerio.

Entre sus mayores logros, se destaca que durante su gestión fue procesado penalmente el dictador José Efraín Ríos Montt por genocidio y delitos de lesa humanidad. 


10. Thelma Aldana: tomó posesión como Fiscal General del Ministerio Público para el período 2014-2018 entre los gobiernos de Otto Pérez Molina y Jimmy Morales. Durante su mandato, uno de los ejes principales fue la lucha contra la corrupción, que junto a la CICIG logró realizar investigaciones de alto nivel contra estructuras criminales dentro del Estado de Guatemala. Entre los casos a su cargo, se señaló a 4 expresidentes del país: Jimmy Morales, Otto Pérez Molina, Álvaro Colom y Álvaro Arzú.

El 18 de marzo de 2019 fue girada una orden de captura en su contra, pero ese mismo día el Tribunal Supremo Electoral la inscribió como candidata presidencial del partido político Movimiento Semilla, adquiriendo inmunidad. Un mes antes de las elecciones, sin embargo, la Corte de Constitucionalidad rechazó el amparo con el que había logrado su inscripción. Aldana ya preveía una persecución penal en su contra debido a su trabajo en el MP, por lo ya se encontraba fuera del país. Desde entonces vive en el exilio, actualmente en Washington D.C, Estados Unidos.

11. Consuelo Porras: es la actual Fiscal General del Ministerio Público, electa para el periodo 2018 – 2022, entre los gobiernos de Jimmy Morales y Alejandro Giammattei. Inició su gestión justo cuando familiares del ex presidente Morales estaban siendo investigados por el MP y la CICIG. Sus acciones en el Ministerio han significado un retroceso en los casos de corrupción que investigaron la Fiscalía Especial contra la Impunidad -FECI- y la CICIG.

A partir del gobierno de Giammattei, Porras inició una persecución penal en contra de fiscales, jueces y defensores de derechos humanos que han sido parte de la lucha contra la corrupción. Actualmente se encuentra desmantelando la FECI, lo cual empezó con la destitución del fiscal anticorrupción Juan Francisco Sandoval.

Puedes leer más de su gestión en esta nota de Bill Barreto. 

Te puede interesar