NARRATIVAINVESTIGACIÓNDATOS

Search
Edificio del MIDES en Lauderdale por el que el Estado paga Q1 millon de alquiler mensual
11 mins de lectura

COMPARTIR

Mides: el edificio de un millón de quetzales de alquiler

El Ministerio de Desarrollo Social renovó el alquiler de sus oficinas principales en Plaza Lauderdale para todo el año 2024. El costo es de Q13.8 millones, más de un millón mensual de renta. A pesar de que indicaron que el precio del edificio es alto, por el momento no se mudarán.

Plaza Lauderdale es el nombre del edificio que alberga las oficinas centrales del Ministerio de Desarrollo Social (Mides). Está ubicado en la zona 9 de Ciudad de Guatemala y cuenta con siete niveles, terraza, tres elevadores, bodegas y 370 parqueos. Así es el edificio por el que el Estado paga casi Q14 millones de alquiler al año, más de Q1 millón al mes. 

Éste fue  rentado por primera vez en 2018 por el entonces ministro de Desarrollo Social de Jimmy Morales, Carlos Velásquez Monge, y renovado durante toda la administración de Alejandro Giammattei, a pesar de que el precio ha sido criticado desde que se inició con el arrendamiento.  

El nuevo gobierno del presidente, Bernardo Arévalo, también se escandalizó y se quejó por el costo de la renta. Pero, al final, Abelardo Pinto, titular del Mides, renovó el alquiler con Plaza Empresarial, S.A. para todo el año 2024 por Q13.8 millones. Y, por el momento, no se mudarán.

Instalaciones del MIDES en el edificio Plaza Lauderdale en zona 9. Foto: Edwin Bercián
Instalaciones del MIDES en el edificio Plaza Lauderdale en zona 9. Foto: Edwin Bercián

En el gobierno de Jimmy Morales se triplicó el precio

El Mides fue creado en 2012, durante el gobierno del Partido Patriota, para hacerse cargo de los Programas Sociales iniciados por la anterior administración. Desde 2013 hasta que se mudaron al actual edificio, las oficinas estuvieron repartidas en cinco inmuebles, ubicados en distintas zonas de la ciudad.  

Según información de la página oficial del Ministerio, desde 2013 hasta mediados de 2018, los alquileres por los diferentes edificios se mantenían en total entre los Q3 y Q6 millones de quetzales anuales. 

El gasto se disparó en 2018, cuando el entonces ministro Carlos Velásquez Monge firmó el contrato de arrendamiento con Plaza Empresarial, S.A. un contrato que a la fecha ningún ministro ha podido terminar.

Tabla que muestra el dinero devengado por el Mides en Guatemala para la renta de sus edificios.

Carlos Velásquez Monge fue nombrado como ministro de Desarrollo Social en abril de 2018. Este no era su primer cargo en la administración de Jimmy Morales. Velásquez Monge, un piloto aviador, dirigió la Dirección General de Aeronáutica Civil en 2016.

El 26 de octubre de 2020, nueve meses después de que Velásquez se retiró del gobierno, el Ministerio Público lo señaló de peculado por sustracción por supuestamente haber autorizado el pago de Q78 mil 750 a un proveedor cuando fungió como Director de Aeronáutica, por un servicio “que no se realizó”. Un año después, un juez cerró el caso por falta de pruebas.

Durante su administración como ministro de MIDES, fue interpelado varias veces en el Congreso. Fue en una de estas ocasiones, cuando reveló que el Mides pagaba más de un millón de quetzales mensuales por la renta de sus oficinas.

El ex ministro de Desarrollo Social de Guatemala, Carlos Velásquez Monge, en una interpelación en el Congreso de la República. Foto: Edwin Bercián.
El ex ministro de Desarrollo Social de Guatemala, Carlos Velásquez Monge, en una interpelación en el Congreso de la República. Foto: Edwin Bercián.

El contrato

Velásquez firmó el primer contrato de arrendamiento para el edificio Plaza Lauderdale en agosto de 2018. Este comprendía el pago de la renta de los siguientes año y cinco meses, de agosto 2018 a diciembre de 2019. El monto total, según recoge Guatecompras, fue de Q17 millones 211 mil 033, equivalentes a Q1 millón 012 mil 413 mensuales.

La adjudicación del arrendamiento se hizo en cuestión de días. La Unidad de Administración Financiera requirió el servicio el 17 de julio, el 25 se emitió el dictamen técnico por la Subdirección de Servicios Generales, que adjuntó fotografías de Plaza Lauderdale respaldando que la construcción era apta. En este recoge que puede albergar a 1,224 personas, con fácil acceso para el personal que se moviliza en transporte público, iluminación y ventilación natural, lo que les beneficiaría en ahorro de energía, entre otras consideraciones.

El 30 de julio se firmó el contrato y el 10 de agosto se emitió el Acuerdo Ministerial, por lo que la renta comenzó a correr a partir del uno de ese mes. El historial de acciones mostró que no hubo más oferentes durante el proceso, solamente Plaza Empresarial, S.A. 

Cajas de documentos acumuladas en el edificio central del Ministerio de Desarrollo social. Foto: Edwin Bercián
En esta bodega se guardan archivos de los departamentos Jurídico, Auditoría y Comunicación Social. En invierno por el techo se filtra el agua. Foto: Edwin Bercián

Antes de entregar el cargo en el ministerio firmó la renovación para el año 2020 por un precio de Q15 millones 362 mil 858, es decir Q1 millón 280 mil 238 más que el año anterior. 

En 2020, al asumir el nuevo gobierno, el entonces titular de la cartera, Raúl Romero, también dijo que se cambiarían de inmueble porque la renta le parecía “alta”. Aunque el contrato ya se había quedado firmado para todo ese año por Velásquez Monge, por lo que no pudieron mudarse. 

“Estamos por ultimar detalles para ver las opciones de podernos trasladar a algún otro lugar que reduzca costos significativamente. Estimo que si todo sale bien, no estaríamos más de 15 días, tendríamos que hablar con el propietario para que nos dé unos días sin renovar contrato y estar unos días más”, dijo de nuevo Romero en enero de 2021.

Al final el Mides permaneció en la Plaza Lauderdale durante todo el gobierno de Giammattei. Lo único que logró Romero fue una rebaja en la mensualidad Q1 millón 152 mil 214, tarifa que se mantiene hasta ahora. Además de que los pagos durante 2021 y 2022 se realizaron en cuotas de entre cuatro y siete meses al igual que las prórrogas del contrato y no como se hacía anteriormente que se adjudicaba el año entero. 

El proveedor misterioso

Plaza Empresarial es una sociedad familiar creada en febrero de 1995 por Ana Dilian Mora Godoy de Soto y Liliana del Rosario Soto Sánchez. Desde entonces el presidente ha sido Hugo Rolando Soto Sánchez. 

Soto Sánchez, 61 años, a la fecha es representante legal y presidente del consejo de administración de la compañía. Él tiene representación en tres empresas más, ninguna más es proveedora del Estado. Por la empresa han pasado como mandatarios, representantes legales y secretarios, otros familiares más de la familia Soto Sánchez, Soto Ramírez y Soto Mora. La mayoría tiene, según datos del Registro Mercantil, representaciones en más de una docena de empresas. Algunas registradas en Panamá. 

Plaza Empresarial, S.A. también es dueña de oficinas en Plaza Rabí, zona 1, en donde desde 2009 le ha rentado al Ministerio de Educación. La empresa ha recibido durante 15 años Q149 millones 966 mil 659 por 299 contratos con el gobierno.

Los años más fructíferos de la familia Soto Sánchez han sido desde que lograron alquilar Plaza Lauderdale al Ministerio de Desarrollo Social. 

Se buscó reacción a través del administrador de la sociedad, pero no se obtuvo respuesta. También se llamó al número que aparece en Guatecompras, pero la operadora contestó que esa línea no existía. 

Los baños en el edficio por el que el MIDES paga Q1 millón de alquiler, se encuentran en el mismo espacio que los escritorios. Foto: Edwin Bercián.
Los baños en el edficio por el que el MIDES paga Q1 millón de alquiler, se encuentran en el mismo espacio que los escritorios. Foto: Edwin Bercián.

Un edificio “caro”, pero mal acondicionado

En una visita al costoso edificio puede comprobarse que las condiciones para los trabajadores no son acordes a las de un edificio de lujo.

Por fuera la Plaza está pintada de color naranja ocre con ventanal panorámico al centro. En el lobby, que es el área de atención al público, hay molinetes para marcar el ingreso y sillas para la espera. Al recorrer cada nivel del edificio no hay rótulos que indiquen qué unidad o departamento del ministerio se visita.

No hay señalización para ubicar a una secretaria, al encargado o al jefe del lugar. Tampoco hay cubículos, ni separaciones entre los empleados. 

No hay aire acondicionado y las ventanas están cubiertas con papel para librarse del sol. Los cables y conexiones aéreas están expuestas y una serie de lámparas con luz blanca dan iluminación. En algunos pisos, hay archivadores negros de metal colocados en fila que funcionan como divisiones. Los baños, tres de hombres y tres de mujeres en cada nivel, en total unos 21 baños para 800 personas y están ubicados al lado de los escritorios. 

El comedor se comparte con el salón de reuniones de uno de los 14 sindicatos que tiene la institución. La única bodega de la Plaza que está en uno de los sótanos guarda archivos de tres departamentos Jurídico, Auditoría y Comunicación Social, allí se filtra el agua en invierno.

Interior del edificio Plaza Lauderdale, alquilado por el MIDES desde 2018. Foto: Edwin Bercián
Esta es el área del Fondo de Desarrollo Social (Fodes) conocido como ‘el laberinto’, el único que tiene divisiones. En el interior del edificio Plaza Lauderdale, alquilado por el MIDES desde 2018. No hay aire acondicionado y las ventanas están cubiertas con papel para librarse del sol. Foto: Edwin Bercián

Al piso donde está el Fondo de Desarrollo Social (Fodes) le llaman, ‘El laberinto’ porque es el único que tiene divisiones. Pero están colocadas sin ningún diseño ni correcta adaptación. 

En el séptimo nivel están las oficinas del ministro y los viceministros. En el despacho de la viceministra administrativa y Financiera, Vilma Fernández Hernández, cabe un escritorio y tres salas con diferentes estilos de sofá. Las ventanas laterales iluminan el espacio y le ofrecen vista a la ciudad. Aunque afuera hay cuatro escritorios juntos colocados en desorden. 

“El cascarón es nuevo, pero las adecuaciones internas no se adaptan a las necesidades que tenemos como Ministerio porque una oficina solo para una viceministra. Todo el séptimo nivel pues está muy holgado, pero tenemos otros espacios que si vemos personas que están muy juntas”, dijo la viceministra Fernández en entrevista con este medio. 

viceministra de Desarrollo Social, Vilma Fernández. Foto: Edwin Bercián
La viceministra de Desarrollo Social, Vilma Fernández, dijo que mientras no encuentren otra opción permanecerán en el inmueble con la posibilidad de hacer mejoras en las oficinas y de poder retirarse antes de que finalice el contrato. Foto: Edwin Bercián

El contrato que nadie puede romper

Durante la primera reunión con medios de comunicación, el mes pasado, las actuales autoridades del Mides presentaron un informe de los hallazgos que heredaron del gobierno anterior. En esta, destacaron la renta de Plaza Lauderdale. La viceministra Fernández dijo que el precio estaba más arriba del mercado, que según ella oscila entre 5 y 8%, menos que el Q1 millón 152 mil 214 quetzales que se paga actualmente. A pesar del alto costo del alquiler, indicaron que de momento no se iban a trasladar.

“Mover las instalaciones de la sede central no se hace de la noche a la mañana. Nos quedamos en las instalaciones, pero por el momento, mientras no encontremos algo que tenga mejores condiciones”, comentó.

La actual viceministra, Vilma Fernández, también intentó conseguir una rebaja en la renta y manifestó su intención por cambiar de sede para reducir costos. “Hemos sostenido varias reuniones. Les hicimos saber que nos parecía que el precio del edificio estaba muy alto”, dijo.  

Sin embargo, agregó que mientras no encuentren otra opción permanecerán en el inmueble con la posibilidad de hacer mejoras en las oficinas y de poder retirarse antes de que finalice el contrato. 

Después de la entrevista con Fernández, Mides subió la adjudicación del alquiler de la sede y el Acuerdo Ministerial de marzo pasado en el que se aprobó continuar este año rentando en Plaza Lauderdale. 

Te puede interesar