NARRATIVAINVESTIGACIÓNDATOS

Search
4 mins de lectura

COMPARTIR

No Ficción logra precedente ante intento de censura

Mediante un juzgado de paz, el abogado que amenazó e intentó censurar un reportaje periodístico realizado por No Ficción en alianza con distintos medios regionales, ofreció una disculpa pública, la cual marca un precedente en defensa de la libre emisión del pensamiento en Guatemala.

Durante la elaboración del reportaje “Las tres muertes de la familia Molina Gonón y el hotel de un diputado de la UNE”, los periodistas de No Ficción fueron intimidados y amenazados por el abogado Julio Estuardo Mendoza García, quien se presentó a las oficinas del medio digital con un nombre falso y un número de DPI inválido, indicando que representaba al diputado por Huehuetenango, Martín Nicolás Segundo, reelecto para 2024 con el partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE).

Estuardo Mendoza llegó a las instalaciones de No Ficción una semana después de que el medio solicitara una entrevista con el diputado Nicolás Segundo para conocer su versión respecto a un caso en el que una familia de Huehuetenango, de apellido Gonón, lo denunciaba como “el autor intelectual” en dos asesinatos. El abogado indicó que Martín Nicolás “no tenía ninguna obligación de atender las consultas referidas”. Luego amenazó al medio No Ficción y a los periodistas de la alianza Redacción Regional indicando que “cualquier mención sobre el señor Martín Nicolás Segundo implicaría una demanda por difamación en contra de los periodistas”. 



Añadió que, “tanto el diputado como él, tenían conocimiento de que la publicación sobre un terreno en Huehuetenango estaba siendo financiada por una persona en el extranjero y que ‘el propósito era difamar a su representado’”.

El abogado Estuardo Mendoza llegó a las instalaciones de No Ficción el 19 de julio de 2023 para intentar detener la publicación de un reportaje.

“Así como ustedes tienen información, nosotros también tenemos información de inteligencia sobre la persona detrás de esta publicación”, dijo con un tono amenazante.

Ante este hecho, No Ficción se acercó a la Fiscalía de Delitos contra Periodistas del Ministerio Público (MP) y presentó la denuncia. Dos meses más tarde, el abogado fue individualizado e identificado por el MP debido a que el diputado Martín Nicolás fue citado por la fiscalía, además de las cámaras de vigilancia de las oficinas del medio. El diputado indicó que, en efecto, Mendoza era su abogado, pero que no fue contratado para amenazar o intimidar a periodistas. 

Tras una fallida conciliación en el MP, la sala V del juzgado Primero Pluripersonal de Paz Penal tomó el caso. En una audiencia llevada a cabo el 9 de enero de 2024, el abogado Estuardo Mendoza admitió haberse presentado en las instalaciones de No Ficción y reconoció todos los “hechos de la carpeta judicial”. Tras su intimidación y amenaza, además del intento de censurar una publicación periodística, el abogado pidió “una disculpa pública al medio No Ficción por las circunstancias que se dieron y que originaron la presente carpeta judicial”, dijo. 

Para Edie Cux, abogado que representó a No Ficción en este caso y que forma parte de Acción Ciudadana (AC), una organización de la sociedad civil que se dedica a fomentar la transparencia en la gestión pública, la disculpa del representante del diputado de la UNE por Huehuetenango marca un precedente en la defensa de la libre emisión del pensamiento como una garantía constitucional que protege a los medios y a sus periodistas en Guatemala. 

Te puede interesar