NARRATIVAINVESTIGACIÓNDATOS

Search
Ilustración para podcast sobre derechos sexuales de las mujeres en Honduras, para especial DesAutorizadas. Ilustración: Sofía Castillo
21 mins de lectura

COMPARTIR

PODCAST | Una religiosa lucha por los derechos sexuales en Honduras

Locución y guión: Vienna Herrera (ContraCorriente) / Edición: Las Indomables

Ana Ruth | ¿Que me hizo involucrarme? Yo viví violencia también. Yo viví violencia cuando era niña y siempre fui criada en ambiente eclesial desde niña, siempre, aprendí a leer con la Biblia incluso. Entonces yo miré como mi papá violentaba a mi mamá y cómo también me golpeaba a mí siendo una niña entonces estando en la iglesia, me encontré con muchas mujeres así. 

Vienna Herrera | Ella es Ana Ruth García, pastora y coordinadora de Ecuménicas por el Derecho a Decidir, una organización de mujeres religiosas que defienden los derechos sexuales y reproductivos en Honduras. 

Ana Ruth | Recuerdo bien un caso de una gran amiga. Estuve muchos años, muchos años en la iglesia amor viviente por ejemplo en Honduras, aquí en la capital de Tegucigalpa. Y una gran amiga fue embarazada por un ministro de alabanza, casado, mucho mayor que ella, le llevaba 20 años y era una niña apenas 13 años. En ese momento, como éramos niñas ambas, yo no sabía qué era una violación especial ni nada de eso, ni qué era estupro, ni nada de lo que hoy tengo conocimiento. Pero me dolió el caso de mi amiga, me dolió profundamente porque a ella la Iglesia la acusó de ser la ramera, la provocadora, la prostituta.

Vienna Herrera | Bienvenidas y bienvenidos al podcast de DES-AUTORIZADAS, un especial de periodismo multimedia que cuenta los retrocesos democráticos en Centroamérica y su impacto en las mujeres, con el apoyo de Free Press Unlimited… Mi nombre es Vienna Herrera y soy periodista del medio Contracorriente. Esta es la historia de Honduras. 

Ecuménicas nació en 2015 y, en un país sumamente conservador como el nuestro, su existencia es un verdadero desafío. En Honduras el aborto está penalizado bajo cualquier circunstancia y hasta hace unos meses fue que se permitió la libre circulación de la Píldora Anticonceptiva de Emergencia -conocida como PAE en Honduras- que tuvo una prohibición sobre su uso, venta y distribución por casi 14 años, incluso en casos de violencia sexual. 

Las Ecuménicas por el Derecho a Decidir no trabajan solas: forman parte del Grupo Estratégico por la Pastilla Anticonceptiva de Emergencia (GE-PAE), un equipo que se articuló en 2012 y desde entonces no ha parado de exigir este derecho. El 8 de marzo del 2023, la presidenta Xiomara Castro, después de un año de mandato, firmó un acuerdo ejecutivo para liberar la comercialización y uso libre de la PAE. Hoy Ana Ruth y sus compañeras celebran el triunfo, pero el camino apenas comienza. 

Este medicamento, nombrado comúnmente en otros países como la “Plan B” o “la píldora del día después”,  se utiliza cuando un método anticonceptivo falla, hubo relaciones sexuales sin protección o en casos de violencia sexual. En Honduras fue prohibida en 2009, después del Golpe de Estado. El golpe fue apoyado por grupos fundamentalistas religiosos que desde entonces se involucran públicamente en decisiones del Estado. 

¿Qué ha pasado desde el 2009? Ligia Destephen, del Grupo Estratégico por la PAE, lo explica:

Ligia Destephen | La pastilla no se deja de vender en el país, sino que se vuelve clandestina, se vuelve más cara y también insegura, ¿verdad? Porque las compran y no sabes si están vencidas, no sabes si realmente es una pastilla porque nadie la está regulando y hay quienes la compraban también o bueno la compran pensando que es abortiva o la compran y creen que después de un mes le vas a funcionar para prevenir un embarazo.

Vienna | Antes, la PAE había intentado ser prohibida desde el Congreso Nacional con un dictamen del Colegio Médico de Honduras en el que señalaban que era abortiva, pero el expresidente Zelaya, al que le dieron el golpe de Estado de 2009, vetó ese decreto. Durante el golpe, el ministro de Salud que había estado en el Colegio Médico cuando emitieron ese dictamen, el doctor Mario Noe Villafranca, la prohibió. Pero años después, cuando Villafranca era diputado en el Congreso Nacional en 2019 pidió que se revisara la prohibición después de hablar con organizaciones de mujeres sobre la PAE. Esto fue lo que dijo en aquella ocasión:

Mario Noe Villafranca | Que hay barrios y colonias, especialmente en esta capital, donde personas afines a los crímenes solo con un dedo señalan a la adolescente que se van a llevar ese día y no hay más nadie, ningún un poder, que pueda evitar que sean abusadas sexualmente y que posteriormente, al día siguiente, ellas desesperadas van a un centro de salud y le piden a un médico que necesitan no abortar sino no quedar embarazadas. Y me parece que este es un tema que ha sido de un gran debate, fue su servidor el que la prohibió, y yo el día de hoy hago un manifiesto ante el pueblo hondureño: que es un tema que debe de ser revisado por la comisión de Salud. Es un tema que debe de ser ampliamente analizado y identificar de que en su momento sí, la FDA había dicho algo, pero que ellos mismos recapacitaron y dijeron no, no es abortiva, así que por el bien de nuestras adolescencia y de evitar embarazos no deseados, en algo que ya tiene una posición la FDA y la misma iglesia católica, debe de ser considerado por la comisión de salud de este soberano Congreso Nacional de Honduras. 

Vienna | La FDA es la agencia federal de Estados Unidos que regula, entre otras cosas, el uso de drogas en pro de la salud pública. Su sello de aprobación es visto en la mayoría de los países como el estándar. Ahora, aunque 3 años después de la petición de Villafranca al Congreso la PAE ha vuelto a circular libremente en Honduras, no ha sido ni será un camino fácil. Las niñas y mujeres del país aún deberán enfrentarse a la criminalización social que existe sobre su uso. La desinformación, el miedo y la culpa ha sido casi una política de Estado durante 13 años con el estigma creado por los gobiernos, los medios de comunicación, las iglesias e incluso los médicos. 

La Gaceta que quita la prohibición lo señala. Explica que “grupos extremistas” promovieron la prohibición “como una evidente proliferación de discursos de odio o anti-ideología de género, aprovechando la ruptura del orden constitucional, con el fin de promover iniciativas que violentan o restringen los derechos de las mujeres”.

Pero el gobierno de la actual presidenta Xiomara Castro tampoco parece libre de esta estigmatización. Al menos no en todos sus funcionarios. En 2022, el ministro de Salud Jose Manuel Matheu dio declaraciones en las que aseguraba la necesidad de dialogar con la iglesia católica y la Conferencia Episcopal sobre el uso de la píldora. 

Jose Matheu | Para las mujeres que no fueron víctimas sexuales, deben de aprender a exigirle al hombre que use preservativo, debe de aprender también que hay otros métodos de anticoncepción. No vamos a promover la píldora del día después como para que haya un desenfreno sexual, vamos aclarando, vamos a usar la píldora del día después para la que es víctima de una violación, para el que tenga un sexo irresponsable, debe hacerse responsable por el sexo. 

Narración Vienna | En enero del 2023, dos meses antes de que la presidenta firmara el acuerdo ejecutivo para su uso libre, el gobierno hondureño aprobaría el uso de la PAE solo en casos de violencia sexual. 

Sonidos de protesta 8M

Vienna | Aunque Honduras no se adhiere a una religión específica, la religión con frecuencia se ha involucrado en las decisiones estatales. Constantemente, las iglesias  católicas y evangélicas son consultadas por los gobiernos sobre la PAE, el aborto y la educación sexual. Incluso, en años anteriores era muy común que pastores evangélicos formaran parte de comisiones interventoras de Instituciones del Estado. Por eso, que una persona como Ana Ruth, que creció en un ambiente religioso y se hizo pastora, decida hablar sobre salud reproductiva y crear una organización activista por estos derechos, es tan subversivo.

Ana Ruth |  Es una larga historia que contar, ha habido muchas amenazas a mi vida, a mi familia, mucha intervención de llamadas de todo. Ha sido una persecución de los grupos conservadores extremistas del país y también de jerarcas religiosos muy poderosos en el país.

Vienna | Ana Ruth dice que ha logrado sensibilizar incluso a pastores que repudiaban su trabajo por la salud reproductiva. Ahora, esos pastores piden que Ana Ruth dé acompañamiento para responder a casos de mujeres vulnerables que llegan a sus congregaciones.

Ana Ruth | Yo ahí empecé en la pastoral de consejería y ahí yo aconsejaba a mujeres, a jóvenes solteras y me di cuenta que todas las que llegaban a mi consejería, a mi sala de consejería, eran mujeres que habían vivido una violencia, sexual o física, psicológica, etcétera, etcétera. Y me llamó la atención ver cómo la iglesia ocultaba estas violencias para no denigrar a la Iglesia, para que la gente no perdiera la fe. 

Vienna | Más que velar por su bienestar, esos pastores le aconsejaban a estas mujeres cosas como…

Ana Ruth | “Usted tiene que seguir orando, tiene que tener fe porque un día a su esposo Dios le va a hacer el milagro y va a cambiar” y eso era una mentira el hombre nunca cambió y las mujeres seguían sufriendo lo peor de las violencias de todo tipo, sexuales y de todo tipo y los pastores callaban esto.

Y también me di cuenta conociendo amigos y amigas católicas, de los abusos de los sacerdotes, de cómo las manoseaban, de cómo las tocaban y todo esto llamó mi atención e invité a mis mejores amigas a que nos uniéramos, de diferentes iglesias, eso es lo más bonito. Ecuménicas aquí es un proyecto de mujeres de diferentes iglesias aquí habemos católicas, adventistas, Testigos de Jehová, evangélicas. Yo soy evangélica, mi rama es evangélica, toda mi vida, pero aquí hay católicas, apostólicas y romanas. Las invité a que formáramos este grupo para defendernos de estas violencias y de este machismo y de develar la perpetuidad de las violencias a través de las prédicas conservadoras, a través de la interpretación literal de la Biblia.

Vienna | El Centro de Derechos de Mujeres recopiló un dato impactante. De las casi 3 mil denuncias de niñas y mujeres víctimas y sobrevivientes de violencia sexual en 2022, la Secretaría de Salud registró que menos de 50 buscaron atención médica en instituciones públicas después de la agresión. Es decir, menos del 2% 

En 2009 cuando la PAE fue prohibida, los datos sumaban unas 1241 denuncias de niñas y mujeres. Es decir que los casos denunciados han aumentado más del doble desde entonces. Luego de su prohibición, todos los casos atendidos carecían de opciones para evitar un embarazo no deseado así como de un protocolo que indicara una ruta que no fuese revictimizante. Varias organizaciones habían trabajado en un protocolo desde 2016; sin embargo, no se había aprobado porque incluía la PAE.

Ana Ruth, que ha atendido casos de niñas embarazadas por violencia sexual, conoce de primera mano la necesidad de un protocolo de atención para casos de violencia sexual .

Ana Ruth | En estos momentos ecuménicas está atendiendo tres casos de tres niñas embarazadas producto de violaciones, y ya se descubrió su embarazo ya en meses súper avanzados, o sea, bueno de hecho hace dos días, tuvo una. Una niña de 12 años, hija de una empleada doméstica y la niña servía de empleada doméstica en una casa de una prima, le cuidaba sus dos niños menores a la prima, o sea una niña cuidando dos niños menores de 3 y 4 años. Y resulta que el esposo de la prima, mientras la prima se iba a trabajar, el esposo abusada de la niña de 12 años al fin, pues, la embarazó y por parte de esos abusos, la niña no hablaba, porque el hombre tiene pistola en su casa y le enseñaba la pistola y le decía que con esa pistola la iba a matar a ella y a su mamá si ella hablaba. Una niña intimidada, violentada, oprimida, ¿cómo va a hablar en estas condiciones una niña que no tiene información de ni científica, ni educación sexual integral, ni educación laica, la que todos tenemos derecho para prevención, porque es así como podemos hablar y alertar a nuestra… a nuestros padres, a nuestros hermanos, de que algo nos está pasando, algo está sucediendo que no es normal. Entonces si le estamos negando esa información científica, educativa a las niñas, prácticamente las estamos violando, el Estado de Honduras está violando sexualmente, está abusando sexualmente a por esa negación a una educación laica.

Vienna | El 8 de marzo, la presidenta anunció a través de redes sociales la liberación de la píldora en una fotografía junto al ministro de salud. La presidenta no se pronunció más allá de ese tweet y las declaraciones del ministro a medios después de que se publicó el acuerdo, fueron diferentes a lo que decía antes. 

Ministro Matheu | Había un secreto a voces aquí que esa pastilla la adquirían, se supone, en lugares que todo el mundo conoce y que no estaba autorizada, pero la adquirían entonces ahorita el darse golpes de pecho, como que están defendiendo algo que es por religión y todo, no corresponde. 

Vienna | Minutos después del anuncio, diputados del Congreso Nacional salieron a dar sus opiniones. Uno de ellos fue el médico del Partido Salvador de Honduras, Carlos Umaña, quién a través de Twitter dijo que la PAE no era una licencia para tener relaciones sexuales indiscriminadamente y que, aunque no era abortiva, tenía efectos adversos. Otra fue la diputada y ex presidenta del Colegio Médico, Suyapa Figueroa, que declaró que los verdaderos beneficiarios de la PAE son “los violadores que se la darán a sus víctimas”.

Sumado a esto, la mayoría de los medios de comunicación se encargaron de poner las voces de pastores y sacerdotes u organizaciones de grupos conservadores que reforzaban la idea de que la PAE es abortiva. David Andrade, Fundador de la Generación Celeste, un grupo conservador provida, dijo esto en un foro televisivo: 

David Andrade | La PAE es solamente es el puntapié inicial para comenzar a abrir otro debate que es el debate del aborto. En este momento casualmente, el día de hoy, se está debatiendo en México el aborto por el noveno mes (…)

La PAE ha sido una píldora usada como un confite, como un confite. Hace dos semanas, dos o tres semanas, una adolescente Lempira me decía, me decía que ella se la tomaba semanalmente, porque su novio de más de 40 años entonces, se la entregaba a ella para evitar una situación inesperada, así que en el día a día, lo que ocurre efectivamente es que las muchachas, las muchachas utilizarán esta pastilla como uso corriente.

Vienna | Aunque la píldora ahora esté aprobada, los retos continúan. Las organizaciones de mujeres dicen que tienen que luchar contra el estigma y la desinformación que ha gobernado por casi 14 años y que aún hoy, desde las voces de diputados, médicos y líderes religiosos, se sigue replicando. 

Muchas jóvenes hondureñas crecimos en medio de discursos de odio y con mucha desinformación sobre el uso de la PAE. Es la clase de temas que no se tocan en las cenas navideñas, que tampoco se hablan con libertad entre las mismas amigas. Nubia Orellana, psicóloga feminista, explica cómo ha sido para las mujeres jóvenes estos años. 

Nubia | Han habido personas que me han buscado para preguntar acerca de este tema, porque quieren saben que hay una alta probabilidad de que estén embarazadas, no? Pero a la hora de la hora es como “no, porque yo no voy a abortar, no quiero abortar”, a pesar de que se les explique de que no es un método abortista, sino que lo que hace es que se impide la fecundación del espermatozoide al óvulo.

Entonces por la misma falta de educación sexual han decidido mejor tener a sus bebés, que está bien, porque también es parte de su decisión, pero pareciera que es una decisión que lo hacen más desde su culpa inculcada, desde esa culpa imaginaria que nos han insertado desde que estamos bien chiquititas. Entonces es triste ver a madres, ver amigas, ver a conocidas, ejercer la maternidad forzada y que forzadamente se tienen que sentir feliz con por su bebé y con esto no digo de que no sean felices y les cuestiono su felicidad, por supuesto que no, pero las condiciones como se dan no son las más óptimas y claro que trae consecuencias emocionales y físicas.

Vienna | El problema del estigma es que esto puede llegar incluso al personal de salud, quienes según un estudio de la Plataforma Somos Muchas son las personas que más han denunciado a mujeres en casos de aborto en la última década. Una enfermera de un hospital de Honduras, que prefirió no dar su nombre para evitar complicaciones por hablar de este tema, nos cuenta más.

Enfermera | Como personal de salud creo que estamos listos para ofertarla, pero siempre va a haber un cierto estigma con algunos compañeros porque no sé, tal vez la base religiosa, tal vez meten demasiado su objeción de conciencia, pero la cuestión es que está en un centro de salud público laico (…) 

Entonces es un dilema bien grande, porque si, vaya, si la muchacha viene en el turno que está ese ginecólogo que está en contra de la PAE, no se le va a indicar, porque él está en contra de la PAE, a pesar de que la puede indicar y que tengamos aquí. Pero, si se vienen en otro turno que exista el nuevo ginecólogo actualizado con todas las nuevas reglas de la Organización Mundial de la Salud, él sí se la va a ofertar porque sabe que no es un método dañino no es un daño que le va a hacer a la paciente y va a resolver o va a evitar algún problema, entonces es bien contradictorio, tenemos de ambos lados.

Vienna | El discurso que ha habido sobre esta píldora y la justificación que dieron para prohibirla era que las mujeres podían usarla y tener relaciones sexuales cada fin de semana. Se habló de que habría un desenfreno sexual, porque pareciera que el problema de fondo es el control de la sexualidad de las mujeres. La condena social de la píldora ha sido la mayor consecuencia de esta prohibición. Para Ligia, del Grupo Estratégico por la PAE, es necesario deshacernos de la culpa y pensar en el bienestar propio.

Ligia | Que no estamos solas, que quizás ellas piensan que son la única de sus amigas que ha tomado una PAE y quizás todas lo han hecho, pero no se lo comparten porque les da pena que y que hay otras mujeres en el mundo que están disfrutando de derechos que a nosotras nos han negado y que son mujeres felices que no son malas mujeres, entonces que nos permitamos explorar realmente y hablar también, hablar, porque eso nos ayuda un montón cuando hablamos con otras personas y nos damos cuenta de eso. 

Vienna | Otra de las dificultades sobre la píldora es cuánto será integrada en los presupuestos de salud y que realmente exista un abastecimiento en la atención pública. ¿Qué esté libre significa que mujeres con pocos recursos podrán recurrir a ella? ¿Hay un abastecimiento en centros de salud y hospitales públicos en métodos anticonceptivos en este momento? 

También existe mucha desinformación sobre salud sexual y reproductiva en el país. En marzo de este año fue aprobada una Ley de Prevención de Embarazo Adolescente que pide a la Secretaría de Educación crear una currícula para dar educación sexual en las escuelas y esta aprobación fue bastante polémica. 

Ana Ruth | Y muchas niñas creen que con una Panadol ya se puede evitar un embarazo imagínense usted, cómo estamos en cuanto a la educación, niñas de 12 años pensando que con una Panadol pueden evitar un embarazo. Y muchas maestras también desconocen los métodos anticonceptivos existentes, desconocen de la existencia del método Yuzpe. Entonces nosotras las de ecuménicas trabajamos con un convenio que tenemos con el COLPROSUMAH con todas las maestras del COLPROSUMAH a nivel nacional, todos los años estamos graduando en dos diferentes diplomados. En uno hablamos de derechos humanos, feminismo, derechos sexuales y reproductivos, Estado laico y fundamentalismos religiosos.

También tenemos una escuela de teología feminista para jóvenes, para que ellas aprendan a defender sus derechos, verdad? con base bíblica, porque los grupos anti-derechos lamentablemente y las jerarquías eclesiales usan la Biblia para manipular y estigmatizar más a la mujer, es someterla a cosas que las mujeres y las niñas no desean ni sueñan.

Vienna | Mujeres como Ana Ruth están comprometidas a continuar luchando por ese país con el que sueñan: un Estado verdaderamente laico, en donde las mujeres y las niñas no sigan cargando esa culpa al decidir sobre sus cuerpos, con información clara, segura y disponible. Esperan revertir los años de retraso que causó el golpe de Estado en la vida de las niñas y mujeres hondureñas.

Vienna | Este fue el podcast de DES-AUTORIZADAS, un especial de periodismo multimedia que cuenta los retrocesos democráticos en Centroamérica y su impacto en las mujeres, con el apoyo de Free Press Unlimited. El episodio de Honduras fue producido por Contracorriente y editado por Indomables podcast. Los demás medios participantes incluyen a No Ficción de Guatemala, Divergentes de Nicaragua, Revista Factum de El Salvador e Indomables de Panamá. Si te pareció valioso este episodio, compártelo con más personas. Las demás historias del especial se publicarán poco a poco en redes y plataformas de los distintos medios participantes. Mantente pendiente para leerlas y escucharlas!

Este podcast forma parte de #DesAutorizadas, un especial transfronterizo y multimedia que narra cómo el retroceso democrático impacta en las mujeres de cinco países de Centroamérica. Una alianza de Revista Fáctum desde El Salvador, Contra Corriente desde Honduras, Divergentes desde Nicaragua, Las Indomables, desde Panamá y No Ficción desde Guatemala, con el apoyo de Free Press Unlimited.

Te puede interesar