NARRATIVAINVESTIGACIÓNDATOS

Search
9 mins de lectura

COMPARTIR

Valor-Unionista, la herencia de Ríos Montt y Arzú

Zury Ríos Sosa y Héctor Cifuentes buscan la presidencia y vicepresidencia del país respaldados por la coalición Valor-Unionista en las elecciones generales del próximo 25 de junio. Ambos partidos son liderados por hijos de dos de los políticos más famosos de la historia del país, Efraín Ríos Montt y Álvaro Arzú Irigoyen, ambos ya fallecidos.

Texto: Sofía Menchú / Foto: Edwin Bercián / Ilustaciones: Diego Orellana / Edición: Oswaldo J. Hernández

Ríos Montt fue un dictador que gobernó el país en 1982-1983 tras un Golpe de Estado y Arzú fue presidente entre 1996-2000 para después ocupar la alcaldía de la ciudad de Guatemala por más de 20 años. Entre ambos ex presidentes y su forma de gobernar se puede sintetizar una dupla conformada por rasgos de derecha conservadora y signos autoritarios. En 2023, sus hijos, herederos políticos de sus padres, han formado una alianza para competir en las elecciones de 2023. Zury Ríos es candidata de Valor que busca por tercera vez la presidencia de la República, y Álvaro Arzú Escobar, es el secretario general del Partido Unionista (PU) y diputado en el Congreso desde 2016 que se postula de nuevo como legislador para continuar en el puesto. 

De los dos partidos que forman esta alianza, el Unionista es el más longevo, con 20 años de existencia. Mientras que el partido Valor fue constituido en 2016 bajo la ficha del antiguo  Partido Libertador Progresista (PLP) que tuvo presencia en los años noventa. 

Orígenes, contextos, personajes, a continuación presentamos de dónde provienen los partidos Valor y Unionista.

Zury Ríos es Valor

Aunque Zury Ríos no es la secretaria general del partido Valor, porque ha delegado esa función a Ingrid Bernat, ella es la figura más importante de la organización. Ríos tampoco figura como fundadora según los estatutos de esta agrupación, y sin embargo ella es la candidata presidencial y la líder del equipo. Luis De León, encargado de comunicación del partido, contó a No Ficción que Valor se fundó con la base que heredaron del Partido Libertador Progresista (PLP), desde 2016. 

En el año 2015, el PLP, un partido creado en mayo de 1994, invitó a Ríos Sosa a que fuera su candidata presidencial en esas elecciones. El partido necesitaba 22 mil 023 afiliados para poder competir con un binomio presidencial, pero tenían poco menos de la mitad en ese momento. Así que Bernat y sus colegas unificaron esfuerzos para buscar nuevos afiliados que se unieran al proyecto político y poder cumplir con la cuota que exigía la Ley Electoral y de Partidos Políticos y presentar candidatos a la presidencia. 

Zury Ríos y Héctor Cifuentes conforman el binomio presidencial de la alianza Valor-Unionista. Foto Edwin Bercían.

Sin embargo, en febrero de ese año, Leopoldo Guerra, ex jefe del Registro de Ciudadanos, denunció al PLP por supuestamente haber falsificado casi 12 mil firmas en su objetivo de alcanzar la cifra necesaria de afiliados. La mayoría de firmas no coincidían con las que aparecían en los Documentos de Identificación Personal (DPI) cotejados. Con esos 12 mil nuevos integrantes, el partido sumó 22 mil 137 integrantes. Por ese escándalo fraudulento, Ríos ya no pudo postularse con el PLP. 

“El tema de las firmas se aclaró y se demostró que no eran falsas”, dice De León.  A pesar de eso, Sury Ríos se vio obligada a competir con el partido Visión con Valores (VIVA), la agrupación del expastor evangélico y excanciller, Harold Caballeros.

El PLP era uno de los partidos más antiguos del país. Acisclo Valladares Molina, ex candidato a la presidencia de 1995 y luego de 1999 del PLP, comentó que el nombre original fue Partido Liberal Progresista, pero luego de su inscripción cambió “Liberal” por “Libertador”. La organización la fundó el ya fallecido pastor de la Iglesia Sinaí, Noé Reyes Del Águila en Quetzaltenango. Su símbolo era un ‘avioncito’. 

Acisclo Valladares, ex candidato presidencial 1995 y 1999 fue el fundador del PLP, que en 2016 resucitaron para convertirse en el partido Valor de Zury Ríos. Foto: Edwin Bercían.

Luego de 1999: “El partido no participó nunca más en elecciones presidenciales y tuvo varios secretarios generales. El último, Alejandro Botrán”, dijo Valladares Molina. El partido estuvo suspendido desde julio de 2005 por carecer de suficientes afiliados, pero en una sorpresiva decisión, el TSE permitió la reactivación del PLP y el cambio de nombre para convertirse en 2016 en el partido Valor, que se convertiría en el vehículo electoral de la hija del general golpista Efraín Ríos Montt.


Bernat ocupó entonces la secretaría general del partido con nuevo nombre. Y en las elecciones de 2019, Valor postuló a Zury Ríos pero no pudo competir debido al impedimento constitucional que existe en Guatemala que establece que ningún hijo o familiar de un caudillo puede ocupar la presidencia. En 2023, con nuevos magistrados del TSE electos por el Congreso de la República en 2020, la participación de Zury Ríos con el partido Valor fue autorizada.

Ingrid Bernat junto a Zury Ríos. Bernat ha sido una de las piezas clave para articular el partido Valor. Foto: Edwin Bercían.

En contexto, y tomando en cuenta que Zury Ríos proviene políticamente del partido Frente Republicano Guatemalteco (FRG) que fue creado por Efraín Ríos Montt en 1990, Valor es una esencia del conservadurismo más antiguo de la sociedad guatemalteca. Con el FRG Zury Ríos inició su carrera política y fue el partido que la llevó al Congreso como diputada  (1996-2012). Valladares Molina recordó, no obstante, que en la década de los noventa, el FRG era rival del PLP. Hoy, dos décadas después, los valores conservadores de estos viejos partidos se han unido para postular a la hija del dictador Efraín Ríos Montt como presidenta, en alianza con el partido Unionista, también con principios tradicionalistas. 

El padre de Zury Rríos, José Efraín Rios Montt, dio golpe de Estado en 1982. Luego creó el partido FRG, agrupación que postuló a su hija como diputada del Congreso en 1996. Foto: Edwin Bercián

Unionistas, el partido que mantuvo en el poder a Álvaro Arzú

El Partido Unionista (PU) quedó constituido el 18 de julio de 2002 según el acta de creación que fue compartida a No Ficción por José Alejandro Martínez, el encargado de comunicación de la organización en estas elecciones de 2023. El secretario general de ese entonces era el ex asesor de la presidencia de Álvaro Arzú, el ex integrante del Ejército Guerrillero de los Pobres (EGP) Gustavo Porras Castejón, que compareció junto a otras 24 personas ante el abogado que celebró la reunión para conformar el partido.

El diputado Álvaro Arzú Escobar heredó el partido Unionista directamente de su padre, el ex presidente Álvaro Arzú. Foto Edwin Bercián.

El PU surgió del conflicto entre Álvaro Arzú Irigoyen y el secretario del Partido de Avanzada Nacional (PAN) Leonel López Rodas en 2001. Arzú había fundado el PAN en 1989 y fue el partido que lo llevó por primera vez a la alcaldía de la municipalidad de Guatemala y luego, en 1996, a la presidencia del país. Arzú, luego de ser presidente, se separó del PAN tras perder la dirigencia organizativa del partido, y junto a un grupo de seguidores formó el partido Unionista. 

El líder y la figura principal del nuevo partido era Arzú. Con el unionismo, el ex presidente consiguió reelegirse cinco veces (1986-2018) como alcalde de la ciudad de Guatemala, hasta que falleció en 2018. Uno de sus hijos, el diputado Álvaro Arzú Escobar asumió la secretaría general del partido Unionista en 2017, puesto que ocupa hasta el momento. 

El ex integrante del Ejército Guerrillero de los Pobres (EGP), Gustavo Porras, ayudó al ex presidente Álvaro Arzú en la creación del partido Unionista. Foto Edwin Bercián.

En 2017, la cúpula del PU, entre ellos el vicepresidenciable de Zury Ríos, Héctor Cifuentes, fue señalada de haber cometido el delito de financiamiento electoral ilícito como parte de una investigación realizada por la extinta Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y por la Fiscalía Especial contra la Impunidad (FECI). El caso fue conocido como caso Caja de Pandora y los fiscales acusaban al partido Unionista de haber desviado fondos de la comuna capitalina para pagar insumos de la campaña electoral de 2015 a favor de Álvaro Arzú como candidato.

El ex presidente Álvaro Arzú fue uno de los fundadores del partido Unionista, hoy aliado con Valor para postular a Zury Ríos. Foto: Edwin Bercián.

En la coalición Valor-Unionista, los herederos de Arzú están encargados de promover la figura del binomio presidencial en el departamento de Guatemala. Sus representantes más importantes son Héctor Cifuentes que compite como candidato a vicepresidente y Ricardo Quiñónez como alcalde. Mientras que Arzú hijo, de apellido Escobar, encabeza el listado nacional de diputados para asegurar cuatro años más en el Congreso. En tanto que el partido Valor tiene la responsabilidad de captar votos en el área rural y fortalecer las bases del partido en los departamentos.

Valor y Unionista son los legados que dejaron Ríos Montt y Arzú Irigoyen para estas elecciones. 

Te puede interesar