NARRATIVAINVESTIGACIÓNDATOS

Search
11 mins de lectura

COMPARTIR

48 Cantones: “Ellos saben la capacidad que tenemos para paralizar el país”

Los 48 Cantones de Totonicapán han analizado la coyuntura electoral del país pero antes del 20 de agosto no saldrán a manifestar masivamente como varios sectores sociales lo esperan. Demostrarán apoyo para defender la democracia a través de la publicación de sus posturas políticas, además de sus exigencias y advertencias a las entidades estatales encargadas de resguardar el proceso electoral. Buscan evitar las provocaciones que puedan generar un estado de sitio que ponga en riesgo la segunda vuelta electoral en Guatemala.

Texto y fotos: Gilberto Escobar / Edición: Oswaldo J. Hernández

Luis Pacheco es presidente de los 48 cantones de Totonicapán, una organización indígena con un modelo comunitario basado en cinco juntas directivas, donde el principal objetivo es velar por el bien común, los bosques y el agua. Él es por un año (2023) el presidente. Cuando asumió, no esperaba el contexto de crisis electoral que el país enfrentaría. En realidad nadie lo esperaba. 

Pacheco, estudioso de las leyes, es de la comunidad de Juchanep un lugar repleto de árboles, ubicado a 15 minutos del centro del municipio de Totonicapán. Desde el primero de enero porta su vara de autoridad, distintivo de los líderes de los 48 Cantones de Totonicapán.  

Las autoridades indígenas están pendientes de cómo varios sectores de poder han intervenido judicialmente para afectar los resultados del proceso participativo.

Tras la primera vuelta electoral, llevada a cabo el 25 de junio, a Pacheco se le ve cansado, apenas ha dormido intentando coordinar las posturas políticas y las acciones con las que desde Totonicapán y varias alcaldías indígenas de Guatemala han buscado frenar los distintos ataques que se han gestado en contra de la democracia y las elecciones en Guatemala. Las autoridades indígenas están pendientes de cómo varios sectores de poder han intervenido judicialmente para afectar los resultados del proceso participativo.

Pacheco dice que continúan de pie, atentos, en asamblea de discusiones permanentes, monitoreando las amenazas, con un plan claro de “no caer en provocaciones que podrían dañar la segunda vuelta de las elecciones (20 de agosto)”. Recalca además que todo forma parte de una estrategia bien elaborada. 

En ciertos momentos, ante este proceso electoral atípico, el papel de 48 Cantones ha sido debatido al lado de académicos, sobre todo respecto a qué acciones tomar, las estrategias, y las demandas más urgentes, sin abandonar su función principal que consiste en solucionar problemas de alguna comunidad.

Los 48 Cantones de Totonicapán son una organización indígena con capacidad de acción a nivel nacional. Foto; Gilberto Escobar.
Los 48 Cantones de Totonicapán son una organización indígena con capacidad de acción a nivel nacional. Foto; Gilberto Escobar.

Las alarmas que encendieron a 48 Cantones

Como parte de un gobierno local, y una organización comunitaria consolidada, los 48 Cantones saben que sus acciones pueden lograr repercusiones a nivel nacional. Históricamente lo han hecho en otras ocasiones, como cuando el primer principal de Totonicapán, Atanasio Tzul, en 1545 se opuso al pago de impuestos por parte de la corona española, o más recientemente cuando se han visto obligados a defender su territorio, o articular su rechazo contra la Ley General de Aguas que podría afectar el bosque, también cuando se opusieron al alza en la tarifa del servicio eléctrico, o a reformas magisteriales (el 4 de octubre de 2012). 

“Estamos pensando de manera estratégica, justamente hay muchos sectores que están pidiendo a gritos que salgamos a manifestar pacíficamente”, Luis Pacheco, presidente de 48 Cantones de Totonicapán.

Ante las elecciones de 2023 y las amenazas contra la democracia por parte de varias entidades como el Ministerio Público y jueces del Organismo Judicial, las luces de emergencia para las autoridades comunitarias de los 48 Cantones se volvieron a encender, acompañadas por la posibilidad de acciones a nivel nacional.

“Estamos pensando de manera estratégica, justamente hay muchos sectores que están pidiendo a gritos que salgamos a manifestar pacíficamente. Pues puede ser bueno. Pero lo que no queremos es que personas se puedan infiltrar y quemen algún edificio o documentos y el gobierno lo pueda utilizar a su favor y con ello instalar un Estado de Sitio que puedan poner en peligro la segunda vuelta”, comenta Pacheco, a quien le preocupa la vulnerabilidad en la que se encuentra el país. 

Pacheco también resalta que hasta la fecha se han utilizado los comunicados como parte de una estrategia que incluye las exigencias puntuales, las advertencias a las instituciones estatales, y los llamados a otros sectores en defensa de la democracia. Su reclamo también es la defensa constitucional, y plantean la posibilidad de convocar masivamente a la protesta.

Luis Pacheco es el presidente de los 48 Cantones durante el año electoral de 2023. Foto: Gilberto Escobar.

Esta estrategia se implementó desde las primeras alarmas de ataques contra el proceso electoral, puntualmente cuando el Tribunal Supremo Electoral (TSE) se demoró en oficializar los resultados electorales debido a un amparo promovido por nueve partidos políticos -CAMBIO; MI FAMILIA; VALOR; PODEMOS; VAMOS; COMPROMISO, RENOVACIÓN Y ORDEN (CREO); UNIDAD NACIONAL DE LA ESPERANZA (UNE); CABAL y AZUL- que manifestaron y denunciaron vicios durante las elecciones.

Los 48 cantones, ante la resolución que otorgó la Corte de Constitucionalidad (CC) a favor de estos nueve partidos donde se logró la suspensión momentánea de los resultados electorales, exigieron la oficialización de los votos, advirtiendo que de no revocar estas resoluciones, se verían obligados a tomar acciones legales y a realizar manifestaciones.

“No caer en provocaciones”

Tomó casi dos semanas para validar el sorpresivo ascenso de Bernardo Arevalo, candidato del Movimiento Semilla y su paso a segunda vuelta, junto a Sandra Torres de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE). Se trató, como analizaron los 48 Cantones, de unos resultados poco esperados. Arevalo no figuraba en las encuestas de intención de votos para llegar a ese lugar y generó la incomodidad de varios sectores tradicionales.

Hasta el momento, y tras varias intromisiones judiciales en contra de las elecciones antes de la segunda vuelta programada para el próximo 20 de agosto,, la organización comunitaria ha remitido por escrito al menos 5 comunicados con exigencias, advertencias y posturas políticas: uno el 3 de julio por la demora en la oficialización de resultados; otro el 10 de julio ante las arbitrariedades realizadas por el TSE y la CC al revisar las actas electorales, uno más el 13 de julio respecto a las acciones del MP y la FECI de Rafael Curruchiche para perseguir a Semilla como uno de los partidos políticos que pasó a segunda vuelta, otro el pasado 22 de julio condenando el acoso judicial del MP contra el TSE  mediante allanamientos; y un último publicado el 4 de agosto, con motivo de la visita del Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA) para pronunciarse ante la crisis electoral de Guatemala.

Cada comunicado ha estado respaldado por la asamblea general de los 48 Cantones. En algunos de ellos, manifiestan su apoyo a las manifestaciones, y en la mayoría establecen que permanecen en asamblea permanente ante los ataques contra la democracia.

Pacheco sostiene esta frase “no caer en provocaciones”. 

“No queremos crear una inestabilidad social. Por estos motivos nosotros no nos hemos sumado a los paros o manifestaciones que han realizado, pero eso no quiere decir que somos ajenos. Ellos saben la capacidad que tenemos para paralizar el país”, afirma. 

El diálogo como estrategia

Durante todas estas etapas que han sido demasiado técnico-jurídicas, con amparos, órdenes legales, señalamientos de fraude, solicitudes de cancelación de partidos políticos, allanamientos, acusaciones de fraude, donde se confunde, desinforma y genera incertidumbre para la población ante el proceso electoral, Pacheco cuenta que uno de los principios de la organización, para mantener la calma, es el diálogo con las comunidades.

“Damos a entender de una manera más fácil (menos técnica), por medio de las asambleas de todo lo que está sucediendo, además en nuestra cuenta de Facebook vamos subiendo información y los comunicados”, afirma Pacheco quien reconoce el trabajo tan importante que hacen los alcaldes comunitarios, que llegan a comunidades lejanas.

Las luchas por el territorio han sido históricas desde los tiempos de Atanasio Tzul en Totonicapán. Foto: Gilberto Escobar.

“La información la trasladan los alcaldes comunales. En nuestro propio idioma (Quiché). Además, los comunicados se reparten. La información está llegando para entender, pero hace falta mucho”. afirma. 

Una de las acciones más importantes que han realizado los 48 Cantones durante estas elecciones fue leer un comunicado el 22 de julio donde, además de una postura política clara, pedían la renuncia de Consuelo Porras, jefa del Ministerio Público (MP), también la del jefe de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (Feci), Rafael Curruchiche y la del juez Séptimo penal Fredy Orellana, quienes, en conjunto, son los actores judiciales más relevantes que han buscado socavar el proceso electoral, en busca de criminalizar a magistrados y trabajadores del TSE y a los integrantes del partido Semilla.

Hasta el momento, 48 Cantones no han convocado a jornadas de protestas masivas y están a la espera de lo que pase en las próximas semanas. Hablar de protestas es a lo último a lo que quieren llegar. 

Pero no solo 48 Cantones como autoridades indígenas están a la espera y observando cada momento del proceso electoral, a esto también se han sumado las autoridades indígenas de Sololá, Quiché y el pueblo xinca.

“Con ellos hemos tenido reuniones para planificar las estrategias”, afirma Luis Pacheco. 

Hasta ahora los 48 Cantones han publicado sus demandas y peticiones por las irregularidades del proceso electoral. “La estrategia es clara, los comunicados ayudan a tener una postura y no quedarse callados ante la situación del país” aclara Pacheco. 

“Todos los sábados, nos reunimos y analizamos la realidad de las comunidades y ahora también la del país con los alcaldes comunales, no podemos tomar decisiones sin el consentimiento de la asamblea”, afirma Pacheco, quien recalca que la posibilidad de un paro nacional debe ser consensuada con los comunitarios.

En el año electoral, los 48 Cantones se mantienen en Asamblea permanente. Foto: Gilberto Escobar.
En el año electoral, los 48 Cantones se mantienen en Asamblea permanente. Foto: Gilberto Escobar.

Racismo que se traslada a las redes sociales 

Algo que le ha molestado al presidente de 48 Cantones a lo largo de estas jornadas de ataques contra el proceso electoral, es ese racismo que circula en redes sociales con comentarios que dicen “ahora necesitamos a los pueblos indígenas para que se sumen a la lucha”. O “¿Dónde están nuestras comunidades?”, en tono colonial.

Pacheco sabe que las luchas comunitarias son históricas. “Ellos no han estado en las nuestras”, afirma. “Además, no funcionamos alrededor de un partido político”, explica. 

Ante este racismo electoral, de mestizos reclamando la supuesta falta de apoyo de organizaciones comunitarias como 48 Cantones, Pacheco dice: “Con esos mensajes se dan cuenta de que nosotros somos los que tenemos el poder, como decimos el poder está en el pueblo y nosotros somos pueblo. Ellos (los que ponen los mensajes en redes sociales), se dan cuenta hasta ahora que siempre hemos estado en las luchas del país”. 

Enfatiza: “Hasta ahora ven con más necesidad de que estemos presentes”.

Alrededor de esos comentarios racistas pacheco dice “sí, es racismo, nos ofenden. Pero si caemos a ese juego podría generar algún tipo de conflicto social, también eso evitamos”.

A menos de quince días de celebrarse la segunda vuelta, para elegir al nuevo binomio presidencial, los 48 Cantones, por estrategia política, no revelan información o detalles respecto a posibles acciones planificadas para la recta final del proceso electoral. Todo dependerá del contexto, es decir, de las acciones del MP, de los juzgados, de la Corte Suprema de Justicia y de cualquier institución pública que atente contra la voluntad popular.

Luis Pacheco, sin embargo, se siente confiado de que la segunda vuelta se dé en un ambiente tranquilo.“Si pasan cosas negativas será otra historia y que Dios nos libre, porque ahí estarían en contra de la democracia de Guatemala”, afirma.

Te puede interesar