NARRATIVAINVESTIGACIÓNDATOS

Search
9 mins de lectura

COMPARTIR

Los planes de gobierno de UNE y Semilla: qué es viable y qué imposible

Analizamos los planes de gobierno de Semilla y la UNE, además de la agenda legislativa que han apoyado o rechazado sus bancadas para conocer la relación que pueda haber entre propuestas y acciones.

Personas expertas explican las propuestas y presentan una lectura amplia sobre la viabilidad de los ofrecimientos y las implicaciones que cada uno pueda tener. Varias no son factibles, según el análisis.

Destacan proyectos asistencialistas, tanto para el desarrollo social como educativo. También hay enfoque en salud, con la creación de más centros de atención primaria o una red de farmacias de bajo costo.

En varios de los rubros se proyecta el presupuesto necesario, pero no se especifica de dónde saldrán los recursos o las readecuaciones para ejecutar las propuestas.

Ambos planes de gobierno obvian propuestas de trabajo en beneficio de sectores sociales históricamente olvidados como el de mujeres, la población indígena, de la diversidad y la niñez.

A dos semanas de la segunda vuelta electoral, el equipo de La linterna analizó los planes de Gobierno de los partidos Movimiento Semilla y Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) que disputarán la Presidencia de la República el próximo 20 de agosto.

Bernardo Arévalo presentó el plan de Movimiento Semilla en abril de 2023, mientras que Sandra Torres de la UNE lo hizo el 7 de agosto. Pero, ¿cuáles de las propuestas son viables y cuáles son sólo promesas sin posibilidad de ser ejecutadas?

Aquí se encuentran los rubros verificados y un análisis para cada uno. Para saber los detalles, sigue el enlace para cada temática.

Salud

Tanto Semilla como la UNE tienen propuestas en desarrollo y aumento de infraestructura. El partido del presidenciable Bernardo Arévalo ofrece crear 450 centros de salud y enfocarse en municipios o comunidades en donde haya mayor densidad poblacional, así como la creación de un hospital con atención oncológica y unidad de radioterapia y una red de farmacias con medicinas de bajo costo.

Por su parte, Sandra Torres ofrece 3,000 puestos o centros de salud, al menos dos hospitales especializados en oncología, incluir al renglón 011 a salubristas y quitar el IVA a las medicinas.

De acuerdo con Carlos Soto Menegazzo, exministro de Salud durante el gobierno de Jimmy Morales, muchas de las propuestas que se hacen durante la campaña no son factibles, principalmente porque no se toma en cuenta el presupuesto de dicho ministerio y las complejidades de su administración.

Crear tanta infraestructura no es viable, porque debe ir de la mano con personal calificado con cada centro de atención y, ¿de dónde va a salir?, si es escaso el recurso humano especializado, asegura Amelia Flores, segunda ministra que dirigió esa cartera en el gobierno de Alejandro Giammattei.

Educación

En el área de educación, la UNE le apuesta a las transferencias condicionadas (entrega de dinero a cambio de que los encargados envíen a los niños y niñas a la escuela). Torres propone el programa nacional de transferencias monetarias focalizado en estudiantes de 4º a 6º grado de primaria, para favorecer la transición de estudios al ciclo básico.

Mientras que Semilla se enfoca en el desarrollo de infraestructura a con la construcción de ocho institutos regionales para estudiantes becados. Semilla propone construirlos en institutos en Suchitepéquez, Guatemala, Quiché, Sacatepéquez, Baja Verapaz, Izabal, Santa Rosa y Petén.

Cada uno tendrá capacidad para recibir a 800 alumnos y cada estudiante recibirá, según el plan, una beca de 3,600 quetzales mensuales.

María del Carmen Aceña, exministra de Educación durante el gobierno de Óscar Berger y analista del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN), opina que el plan de la UNE puede funcionar para algunos niveles, pero considera que debe analizarse en dónde es realmente necesario y que no se vuelva un programa clientelar.

El plan de Semilla, en cambio, señala que cubrirá todos los niveles, «pero no aterriza en prioridades». También señala que ese partido pretende construir baños para miles de escuelas que no cuentan con el vital servicio, pero es complicado si no logra alianzas con alcaldes o con el sector privado.

Seguridad

En materia de seguridad hay coincidencias entre las propuestas de ambos partidos, sobre todo en lo relacionado con la modernización y ampliación de la infraestructura carcelaria.

Mientras que Semilla se propone construir una prisión para reos condenados a penas graves y que concentre a los criminales más peligrosos, la UNE ofrece construir cuatro cárceles de máxima seguridad.

Semilla detalla que destinaría 1,100 millones de quetzales para la construcción de esa cárcel única, la UNE no detalla el presupuesto proyectado para las cuatro prisiones que ofrece.

A criterio del exministro de Gobernación, Carlos Menocal, ambos partidos hacen buenos planteamientos, pero ninguna de las propuestas está completa. Añade que para lograr avances en seguridad no solo se necesita reubicar a reos o combatir delitos, sino retomar la reforma policial y brindar más recursos al Sistema Penitenciario.

Menocal agrega que para mejorar la seguridad ciudadana a quien se debe fortalecer es a la PNC y no al Ejército como pretende la UNE.

Asistencia social

Enfocados en la población más vulnerable, la UNE y Semilla presentan programas distintos de transferencias monetarias.

Semilla propone un «rediseño y consolidación» de los programas actuales de protección y asistencia del Ministerio de Desarrollo Social a través de la creación de un registro único de beneficiarios.

Ofrece transferencias condicionadas en efectivo a 500,000 hogares para atender a niñas, niños y adolescentes con riesgo de desnutrición, enfermedad o deserción escolar, aunque no detalla de cuánto serán esas transferencias.

Para ese rubro, la UNE se apoyaría en tres programas sociales implementados en la gestión de Álvaro Colom, de la cual Sandra Torres fue primera dama. Estos son: Mi familia progresa, Bolsa solidaria y Escuelas abiertas. Además, se propone entregar «medio salario mínimo a las madres solteras» y becas deportivas.

Hugo Maúl, economista e investigador del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN), explica que ninguno de los planes cuenta con información técnica del dinero a utilizar para implementar los programas.

Asegura que varios de los programas propuestos ya existen solo que con otro nombre, por lo que de ahí hubieran podido tener idea de los costos a considerar para sus propuestas y el alcance social que podrían tener.

Género

Mujeres, pueblos indígenas y población  LGBTIQA+ han sido los grandes ausentes en los planes legislativos de la UNE y Semilla en la actual legislatura y también lo son en sus planes de gobierno. Esto pese a que las mujeres representan el 52% de la población, según el Censo 2018 del Instituto Nacional de Estadística y el 54.14% del Padrón electoral, y los pueblos indígenas representan el 43.8% de la población.

Las personas LGBTIQA+ tampoco están incluidas en los planes de gobierno de los partidos, pese a ser las más vulnerables debido a que no existe legislación que les respalde, existen agresiones y crímenes de odio, los cuales no se investigan como tal.

Sin embargo, sí ha sido un tema recurrente en la campaña electoral. En sus redes sociales, foros y entrevistas, Sandra Torres se ha pronunciado en contra del matrimonio igualitario, mientras que Bernardo Arévalo se ha limitado a decir que no tolerará la discriminación ni el discurso de odio.

Juan Pablo Hernández, de la organización Visibles, opina que «lo que no se nombra no existe», por lo que la falta de propuestas claras en materia de género demuestra que no existe seguridad de que sea un tema que les interese a ambos partidos.

Sobre la ausencia de propuestas para los pueblos indígenas opinó Victoria Tubin, investigadora en ciencias sociales, que el racismo sigue siendo muy fuerte en el país, por lo que «se debe tomar en cuenta dentro de las propuestas de Gobierno para que exista un ambiente de justicia y respeto».

El trabajo en el Congreso

Se realizó un análisis y cruce de datos de las propuestas plasmadas en los planes de gobierno y las iniciativas de ley que la bancada de cada agrupación política apoyó en la actual legislatura (2020-2024) para que la ciudadanía conozca la relación entre las propuestas y sus antecedentes.

Movimiento Semilla cuenta con el voto de seis de siete diputados que llevó al Congreso en 2019, luego que José Alberto Sánchez Guzmán fuera expulsado de la agrupación tras ser acusado por acoso sexual y aliarse a VAMOS, el partido oficial. En las reuniones del pleno el voto de Semilla es disciplinado y unificado.

La UNE cuenta con 51 curules oficialmente, sin embargo, poco más de treinta pertenecen formalmente a la agrupación, esto luego que desde 2020 las pugnas internas llevaron a que varios de sus líderes históricos se separaran y en 2022 fundaran el partido Voluntad, Oportunidad y Solidaridad (VOS), con el que compitieron en las elecciones de 2023.

El voto de esta agrupación es disperso y cuentan entre sus filas con muchas inasistencias a reuniones del pleno. Sin embargo, cuando VAMOS, el partido de gobierno, ha necesitado aprobar leyes, la UNE ha servido como bisagra para alcanzar el objetivo.

En las siguientes gráficas se pueden conocer las iniciativas que alcanzaron el tercer debate en el pleno (llegaron a convertirse en ley) durante el período 2020-2024 y la forma en que tanto la UNE como Movimiento Semilla han votado.

La linterna es un proyecto contra la desinformación en las Elecciones Generales 2023 en Guatemala. Hace verificación del discurso público y detección de bulos. Es coordinado por Ocote con la participación de ConCriterioelPeriódicoNo-FicciónOjoconmipisto y es financiado por Capir

Te puede interesar