NARRATIVAINVESTIGACIÓNDATOS

Search
15 mins de lectura

COMPARTIR

Transcripción | Mujeres kaqchiqueles alrededor del papel de china

Producción, voz y edición: Amanda Chiquitó

Con edición de guion e ilustraciones: Oswaldo J. Hernández

INTRODUCCIÓN 

AUDIO CELEBRACIÓN DE BARRILETES DE SUMPANGO

Narradora:

Esta es la emoción y la adrenalina que se vive cada uno de noviembre en el municipio de Sumpango Sacatepéquez y que reúne a miles de turistas nacionales e internacionales. Según datos históricos que ha recopilado el Comité Permanente de Barriletes Gigantes en Sumpango Sacatepéquez, el vuelo y elaboración de estos cometas, data del siglo XVII entre los años 1625 y 1637; relatos del autor Tomas Gage, hablan sobre niños y jóvenes que volaban “Barriletes” los dos primeros días de noviembre para conmemorar el día de los fieles difuntos. 

EFECTO DE SONIDO: Viento y papel de china

La memoria colectiva y conocimiento ancestral, habla sobre la llegada de los espíritus de los antepasados cada 1 de noviembre, una fecha en la que dos dimensiones se conectaban, la de los vivos y los muertos. El sonido del choque del viento con el papel de china, tiene un significado profundo de conexión con los que ya no están. Sin embargo, la elaboración de estos barriletes de dimensiones gigantescas ha trascendido con el paso de los años, su vinculación con el legado que nos han dejado los antepasados, se plasma en papel de china, por este pueblo kaqchikel en el viento.

EFECTO DE SONIDO: Música de transición

Narradora:

Soy Elsa Amanda Chiquitó y en este nuevo episodio de nuestro podcast No Ficción, les contamos la historia de una agrupación que abrió brecha para las mujeres en este arte de crear barriletes con un trasfondo histórico y político.  Las Orquídeas, como se hacen llamar, utilizan el papel de china como medio de expresión y una forma de organización política propia, desde una construcción colectiva, de resistencia y ternura.

EFECTO DE SONIDO: risas, pasos, ladridos de perro y puerta abriéndose

Narradora:

La cuenta regresiva comienza, es sábado por la noche, y solo quedan 8 días para celebrar el festival de barriletes gigantes de Sumpango. El clima es frío, característico de los últimos meses del año. Son exactamente las 9:00 de la noche y las integrantes de la agrupación orquídeas se reúnen en las instalaciones de un colegio de la comunidad, para iniciar con su jornada nocturna de trabajo.

La tensión por dar los últimos toques a su creación de este año se siente. Las 20 integrantes se ubican en un salón lo suficientemente amplio para ensamblar ese enorme barrilete. Con petates y esponjas, cada una de ellas acomoda su espacio; al fondo se prende una radio con música alegre, y todas inician con los trazos, cortes y matizado de papel. El tema que han escogido para este año conlleva un mensaje poderoso, ellas han decidido hablar del agua, de los ríos, y denunciar que el planeta Tierra puede extinguirse, pero sobre todo, lo que quieren elevar en el cielo con papel de china este año, es alertar sobre la supervivencia del ser humano.

EFECTO DE SONIDO: Sonido ambiente de trabajo

Sara Xicón:

Mi nombre es María Sara Xicón, llevo 23 años formando la agrupación o el colectivo orquídeas, pero en sí, yo estoy involucrada ya con los barriletes desde hace más de 30 años.

Saida Cay:

Saida Maribi Cay Burrión, tengo 22 años y pues actualmente llevo ya participando 13 años en las orquídeas, inicié en las pequeñas orquídeas a los 8 años, empezamos en la categoría infantil y luego empezamos en la categoría B.

María Mázate:

Mi nombre es flor de María Mázate Laroj, llevo 7 años, 6 años en pequeñas orquídeas y dos años en las orquídeas grandes.

Jazmín Xicon:

Katerin Jazmín Xicon y tengo 10 años y he nacido en el barrilete, tengo 4 años de estar en el grupo de orquídea

Narradora:

Sara, Saida, María y Katerin convergen en este espacio, ellas provienen de 4 generaciones distintas. Sara es la fundadora de orquídeas, y una de las pocas que quedan de la primera generación de la agrupación. Durante el día se dedica a bordar y a atender la tienda que tiene junto a su familia. Saida, en cambio, forma parte de la segunda generación de este colectivo, y trabaja toda la semana fuera de la comunidad. María es de las más jóvenes, alterna sus estudios de canto y música con trabajo durante la semana, ella representa a la tercera generación. Y luego está  Jazmín, la más pequeña del colectivo con tan solo 10 años de edad, ella estudia y apoya a su mamá en lo que pueda, es parte del semillero de mujeres que está forjando orquídeas, y como se imaginaran es integrante de la cuarta generación. Cada una de ellas tiene jornadas extensas, pero eso no es impedimento para trabajar en su barrilete de papel de china por las noches de  de Julio, agosto, septiembre y octubre.  ¡Es una familia! así lo describe Saida Burrión al hablar también de la satisfacción que siente al ser una orquídea.

Saida Burrión

Al ser mujeres tenemos muchas cosas que hacer en la casa, hay quienes que son mamás dejan a los hijos, el trabajo en la casa, al esposo, los estudios, pero más sin embargo eso no nos ha impedido de trabajar, de demostrar nuestro arte, ya sea a través del papel china, ya sea en bordado, en tejido, es parte de la experiencia de una mujer de desenvolvernos y de salir más que todo de ese rol. Yo he aprendido mucho a desenvolverme a través del papel, porque a veces uno tiene problemas o cosas que pasan en la familia, pero cuando una llega al grupo, una se empieza a distraer y empieza a sacar todo su arte, porque eso me ha pasado a mí, en estos años que he estado si he prendido bastante y me ha ayudado a desenvolverme, ¡Aquí somos una gran familia!

Narradora:

A las integrantes las mueve la colectividad, el apoyo entre mujeres, han creado alrededor del papel china esa sororidad, que las lleva a cuestionar los roles asignados.

Sara Xicón:

 Tenemos 23 años ya de formar el grupo femenino.  El grupo se armó también para demostrar que las mujeres también podemos desenvolvernos en este arte, en un inició se decía que solo hombres hacen este arte.  Hoy en día las mujeres han trascendido en todo.  No es quizá para competir con los hombres, pero para decir y hacer presencia en este arte también a nivel local y ya lo hemos hecho a nivel fuera de Sumpango, a nivel internacional, por eso es que hicimos este grupo y la idea es que no solo orquídeas estén aquí en Sumpango, sino que haya otros grupos de mujeres involucradas.   

Y eso nos alegra mucho, al menos a mí me alegra que hay mujeres involucradas, niñas, señoritas y señoras en diferentes grupos también que hagan este arte, no solo para brindarles un refrigerio, sino para ejercer también ya el corte de papel, matizar los colores, hacer diseños, hacer un dibujo, creo que en todos los grupos hay ya también mujeres que hacemos arte.

Narradora:

Desde que Orquídeas se fundó en 1999, ha acogido a aproximadamente 100 señoritas, para muchas de ellas este espacio se ha convertido en la oportunidad perfecta para dialogar de cosas que les suceden en su cotidianidad, hasta analizar los problemas estructurales de Guatemala, también les da la oportunidad para cuestionarse y pensar en, ¿Qué pueden hacer? Es ahí cuando las propuestas desde el arte como una herramienta política surge, en este caso a través de los barriletes gigantes que se elevan cada uno de noviembre pero creados por mujeres. 

Sara Xicón nos habla de los barriletes que han usado para plasmar  denuncias sociales u homenajes a la vida de mujeres que han sido víctimas de un sistema que vulnera sus vidas.

Es una forma de manifestar nuestra inconformidad en un barrilete, por ejemplo, ese del hogar seguro, somos mujeres y ahí muchas niñas murieron, en ese año fue nuestra inconformidad también a la vez, el barrilete lleva un mensaje en sí y al elevarse el choque de papel, pues va a llevar un mensaje también al más allá, en el cielo para que ellas descansen en paz.  Nosotras quisimos plasmar y se dibujaron rostros o siluetas de las 41 niñas que fallecieron en aquel entonces.  En una ocasión plasmamos a una niña que, las niñas que son violadas, a los 11, 12,13 años y de jugar pasan a ser mamá, entonces nosotras en esa oportunidad expresamos nuestra inconformidad de una niña que está en edad de jugar y que resulta embarazada, a los 13 años ya no va a jugar con una muñeca, sino que va a jugar con un bebé de verdad.

Narradora:

Los barriletes gigantes de Sumpango, es un evento masivo que reúne a miles de personas cada uno de noviembre, cada día de muertos, y acapara las portadas en los medios nacionales e internacionales. Es un  escenario que también se usa para centenares de sesiones fotográficas. Parejas de novios llegan y se pasean por todo el campo de fútbol que se usa para esta celebración  vestidos y ataviados con sus trajes de recién casados. Aparecen también quinceañeras que tampoco se quedan atrás y estrenan sus vestidos en este lugar cercano al cementerio de Sumpango. Fotos, videos se convierten en una novedad y se viralizan en redes sociales. Muchas personas piensan que este evento es una tradición más de pueblos indígenas, y se deja de lado el trasfondo ancestral y los mensajes que se plasman en los barriletes. Es un arte que se ha folklorizado.

Sara Xicón:

Mucha gente dice waw pero que majestuosidad de barriletes, los diseños, los dibujos, los temas, punto y ahí quedo.   Nosotras lo que queremos es expresar como mujeres nuestro sentir, pero muchas veces otras personas lo ven de otra manera, lo manejan, así como folklor, como, bueno, algo tradicional. 

Narradora:

Sara Xicón siempre ha tenido claro el objetivo por el que fundó el grupo, sabe que, desde cualquier espacio, se puede romper con la estigmatización que se tiene acerca de las mujeres indígenas, para nombrar su existencia y su ser como mujeres kaqchikeles.  Sabe que a través del arte ellas pueden llegar a otras muchas personas conscientes de la realidad de Guatemala.  Es necesario comprender que las mujeres indígenas pueden estar organizadas de distintas formas, en distintos campos, no hay un solo modelo de organización como pretende muchas veces la academia, porque desde lo que cada una aporta puede incidir de distintas maneras.

Sara Xicón:

Yo admiro a las mujeres de más allá del occidente, que ellas se expresan, ellas luchan, ellas alzan la voz, en estos lugares más cercanos a la capital, pues la mujer como que no es muy expresiva, entonces nosotras lo que estamos haciendo a nivel de un barrilete, es de ahí expresar también nuestro arte, nosotras estamos haciendo nuestra parte como sumpangueras y aunque mucha gente lo ve de otra manera nosotras estamos haciendo lo posible, alzando nuestra voz de esa manera.

EFECTO DE SONIDO DE PAPEL DE CHINA

Narradora:

Al ser un grupo integrado solo por mujeres, las cuestionan si en realidad ellas realizan todos y cada uno de los procesos que implica el barrilete, y eso significa buscar el bambú para armar el polígono, la figura geométrica que sostiene el papel de china donde se colocan los postes que sostendrán el 1 de noviembre su barrilete.  Son tareas que ellas han asumido en su equipo y después de 23 años son igual de expertas que las otras agrupaciones integradas por varones.  Xicón menciona que uno de los mementos en dónde se requiere de mucha fuerza y velocidad es en el momento de elevación de su barrilete.

Sara Xicón:

 Lamentablemente que nos ven a nosotras como mujeres, piensan que no podemos, que somos indefensas.  Si bien es cierto la fuerza de una mujer jamás va a ser como la fuerza de un hombre, entonces para jalar el barrilete ya estando allá en el campo se necesita de las 15 o 20 chicas para lograr elevar, muchas personas se nos acercan y nos dicen las ayudamos, pero muchas personas piensan que solo es de jalar y ya, sino que tiene su forma, de hecho nosotras hacemos prueba de vuelo para ubicar a las señoritas como vamos a jalar e 1 de noviembre y calculamos el espacio porque ir en el campo a estas alturas, el campo es todo nuestro, pero el 1 de noviembre el campo casi la mitad es nuestro y más la gente, periodistas, fotógrafos que se nos atraviesan nosotras no podemos correr libremente.  Nosotras les decimos, les agradecemos mucho pero que el barrilete esté elevado pueden tocar el lazo para sentir la fuerza del barrilete si se nos eleva, porque si hemos logrado muchos años elevar nuestro barrilete y eso nos llena de mucha satisfacción. 

EFECTO DE SONIDO: Música de transición Barriletes de Sumpango

Narradora:

 Este año, el festival vuelve a abrirse al público después de dos años de realizarse de manera virtual, a raíz de la pandemia del COVID 19 qué llegó a Guatemala en marzo del 2020.  Decenas de barrileteros y barrileteras están listas para presentar una vez más este 1 de noviembre su barrilete y que seguramente removerá sentimientos por todos aquellos que la pandemia se llevó.  

EFECTO DE SONIDO: Viento, papel de china

Narradora:

El mensaje poderoso que nos presenta orquídeas este año nos mueve a pensar que no solo el ser humano está muriendo, sino que el planeta muere con él al mismo tiempo. En este nuevo barrilete mueren los elementos más esenciales de nuestra casa común, una muerte provocada por el extractivismo y por el uso desmedido y ambicioso de los recursos que ofrece la madre tierra. Ellas, con el papel de china, el viento y el mensaje de todos los abuelos, nos invitan a agradecer por la vida y hacer un homenaje a quien sustenta nuestra existencia.

Sara Xicón:

Cada año tenemos diferente tema, el año pasado hicimos amistad con algunas personas de Lankin de dónde es el río Semuc Champey.  Hoy dijimos, hagámosle un homenaje a este río, este año lleva todo el colorido verde y en el centro va a ser una mujer con la indumentaria de ese pueblito, ella está agradeciendo con un incensario el agua de ese río.  Es como una gratitud a nuestra hermana agua, el agua es vida, sin el agua no podemos vivir.

Narradora:

Entre el sonido del papel de china y las múltiples tonalidades de verde que van pegando, recortando y dibujando Flor Mazate dice que es importante que nos detengamos a reflexionar sobre los recursos naturales, para ella darle voz a este río que está lejano pero que no nos es ajeno, es fundamental. Es un mensaje poderoso, es político y como parte del uno de noviembre nos hace pensar en los mensajes que nos dejan todos los ancestros que se han ido.

Cuidar el ambiente y la naturaleza, algo que para muchos no tiene importancia, para nosotros sí, algo demasiado importante que ahora se está perdiendo, ríos, lagos llenos de basura.  Pero como dicen en el momento en el que ya estemos pasando crisis, es donde nos vamos a dar cuenta que teníamos que cuidar el planeta.

 EFECTO DE SONIDO:  Sonido ambiente de las integrantes trabajando

Esta es la colectividad, la que nos presenta orquídeas a través de su trabajo, el papel de china es más que una herramienta para formar figuras y dibujos, el papel de china cobra vida cuando ellas van coloreando  para expresar sus pensamientos y sus sentimientos, en el barrilete se concretan las noches largas de conversaciones, de risas, de solidaridad y apoyo mutuo y sobre todo  una defensa colectiva del arte de un pueblo kaqchikel que se eleva en el cielo.

Te puede interesar