NARRATIVAINVESTIGACIÓNDATOS

Search
Ilustración sobre red de sofbol que provee de insumos sobrevalorados a la SOSEP. Ilustración: Diego Orellana
20 mins de lectura

COMPARTIR

5 jugadores de la sub23 de softbol proveen de insumos sobrevalorados a la SOSEP

Cinco seleccionados nacionales del equipo de softbol, el hijo y amigos de un empresario condenado por corrupción forman parte de una red de empresas que se repartieron este año los contratos de alimentos en la Secretaría de Obras Sociales de la Esposa del Presidente (SOSEP).

El 18 de abril de 2023, a las 10 am, los jugadores seleccionados de la sub23 de softbol se encontraban en Paraná, Argentina, disputando el cuarto partido de la Copa Sub23, contra Israel. Ese mismo día, solo una hora y media antes del juego, como registra el portal de compras del Estado, Guatecompras, tres de estos jóvenes softbolistas estaban también presentando ofertas para vender alimentos a la Secretaría de Obras Sociales de la Esposa del Presidente (SOSEP).

Ese día, por ejemplo, el defensa Alejandro José Rojas Guirola, entre 8:30 y 9 am, una hora antes de salir al juego, presentó dos ofertas por separado para vender 6,900 paquetes de panes de hotdog para los hogares de adultos mayores Mis Años Dorados. Ambas le fueron adjudicadas.

Otro de los seleccionados de la sub23 de softbol, Henry Castillo figura en dos de las adquisiciones, una para vender harina y otra para arroz integral. Ganó ambas, a pesar de que, en una de ellas, uno de los participantes ofertó el mismo producto a mitad de precio.

adjudicación Guatecompras Henry Castillo, Softbol SOSEP

Julio Héctor Castellanos Samayoa, otro de los seleccionados, también presentó dos ofertas. Mientras que, María Elena Sam Cahuil de Xuyá, madre de otros dos de los jugadores seleccionados de la sub23 de softbol, Luis Enrique y Daniel Xuyá, participó con otras dos ofertas. Ganaron las cuatro.

El 18 de abril, los jugadores perdieron 5-6 contra Israel. No pudieron competir utilizando el nombre o el uniforme de Guatemala, sino bajo las siglas de la confederación de baseball y softbol: equipo WBSC. Esto debido a que Guatemala fue eliminada del circuito internacional tras las sanciones del Comité Olímpico Internacional. 

Pero en términos económicos, el día fue fructífero para los jóvenes deportistas. Solo el 18 de abril, tres seleccionados de la sub23 de softbol y la madre de otros dos jugadores ganaron las ocho ofertas presentadas. Recibieron casi Q700,000 del Estado por venta de alimentos.

En total, son cinco los seleccionados guatemaltecos de softbol que actualmente proveen servicios a la SOSEP. Todos abrieron sus empresas a partir de febrero de 2023 y a fecha 10 de diciembre habían facturado Q43 millones a la institución.

La SOSEP se ha servido en el último año de un grupo de 12 jóvenes proveedores. La mitad están relacionados directamente a la Asociación de Softbol. Pero la red que vincula a este deporte con compras de la SOSEP no se queda sólo en los deportistas. Un hombre apunta a ser el vínculo que los une. Se trata de de Ernesto Arturo Zamora Cruz, un empresario quien ya fue condenado por pagar sobornos a cambio de contratos públicos con la Industria Militar.

La información consultada para esta nota se basó en el portal Guatecompras, el Sistema Integrado de Administración Financiera (Sicoin) del Ministerio de Finanzas y en la revisión de al menos dos docenas de documentos de acceso público. 

Compras directas efectuadas por la SOSEP en 2023 con respecto a años anteriores en Guatemala.

SOSEP dispara las compras directas a la nueva red de proveedores

En el gobierno de Alejandro Giammattei, por primera vez, la SOSEP no tuvo al frente a la cónyuge del presidente. Giammattei, quien se encuentra separado de la madre de sus hijos, puso en la dirección de esta institución a dos mujeres.

Primero fue Thelma Elizabet Portillo de Quintana, excandidata en 2019 a alcaldesa de Vamos en Asunción Mita, Jutiapa. Portillo es maestra de Educación para el Hogar y amiga de Giammattei desde hace años. Ella dirigió la entidad de enero 2020 a junio de 2022. 

Su sucesora y actual secretaria en la SOSEP es Sara Eugenia López Gálvez. Esta funcionaria trabajó entre 2009 y 2022 en distintas instituciones del Estado. Laboró en el Instituto de Fomento Municipal, la Municipalidad de Antigua Guatemala, la Secretaría de Bienestar Social o el Ministerio de Comunicaciones. En todas estuvo por cortos periodos de tiempo.

La SOSEP fue creada en noviembre de 1991, durante la presidencia de Jorge Serrano. Su primera titular fue la entonces primera dama Magda Bianchi de Serrano. El objetivo de la institución es asistir a menores, mujeres y adultos mayores que viven en situación de pobreza o extrema pobreza. 

Sara Eugenia López Gálvez es la actual secretaria de la SOSEP. Foto: SOSEP
Sara Eugenia López Gálvez es la actual secretaria de la SOSEP. Desde que ésta asumió el poder cambiaron los patrones de compra. Foto: SOSEP

Como figura en el portal Guatecompras, la entidad compra regularmente alimentos que se incluyen en la canasta básica como arroz, frijol, avena, azúcar o café.

Estos alimentos se entregan a las madres de los niños de escasos recursos que utilizan las guarderías de SOSEP. O se distribuyen en los hogares de cuidado para niños, niñas y adultos mayores que opera la institución. Actualmente, SOSEP trabaja en cuatro programas: Hogares Comunitarios, Mejoramiento de las Condiciones Socioeconómicas de la Mujer, Servicio Social y Mis Años Dorados. 

En anteriores administraciones, la adquisición de alimentos, como consta en Guatecompras, se había hecho por medio de cotizaciones o licitaciones. En estos procesos, SOSEP convocaba a empresas a participar y escogía al mejor proveedor entre varios oferentes. 

Sin embargo, la última vez que la Secretaría cumplió con ese tipo de procedimientos fue en 2021, bajo la dirección de Thelma Portillo de Quintana.  

Desde que Sara Eugenia López Gálvez, actual secretaria de SOSEP, asumió el cargo a mediados del año pasado, la institución dejó de organizar licitaciones o cotizaciones. En cambio, recurrió a otra modalidad para abastecerse de alimentos: las compras directas. Este mecanismo permitió a la institución elegir a sus contratistas con más discrecionalidad. Además, cambió a los proveedores, los precios de los alimentos y el tipo de comida que reparte. 

La Secretaria dejó de comprar granos básicos y comenzó a requerir más galletas, manías, semillas secas, nachos o gelatinas. Unas compras que han multiplicado por cinco el monto de las compras ejecutadas en 2023, según datos de Guatecompras.

Durante 2023, la SOSEP ha gastado Q82.1 millones de su presupuesto en alimentos.

Seleccionados de la sub23 de softbol de Guatemala. Foto: CDAG

Los jugadores de softbol que proveen a la SOSEP

Los jugadores de softbol que actualmente ofrecen productos a la SOSEP son un total de cinco. A los que se suma como proveedora la madre de otros dos seleccionados. Estos jóvenes empresarios inscribieron sus empresas en el Registro Mercantil a partir de febrero de 2023 y han ganado entre de Q3 y 8 millones cada uno de ellos en contratos con la Secretaría.

Tanto las ventas ofrecidas por estas empresas individuales, muy similares entre ellas, como las fechas y nombres de inscripción, hacen pensar que fueron inscritas de manera orquestada. Casi todos los nombres de estas nuevas empresas, combinan las iniciales o sílabas de los nombres y apellidos de los seleccionados.

Ventas a la SOSEP efectuadas por jugadores de la sub23 de Softbol

El primer seleccionado en inscribir su empresa fue Henry Estuardo Castillo Recinos, de 22 años, originario de Ciudad de Guatemala. Esta aparece inscrita el 13 de febrero de 2023 bajo nombres como ConstruCas, y Cares Mantenimiento. Castillo ha recibido en los últimos meses Q5.15 millones de la SOSEP.  

Tres días más tarde, el 16 de febrero, inscribió una empresa individual con varios nombres Alejandro José Rojas Guirola, de 21 años. Estas utilizan nombres como Rofarma o Aljo Proyecciones. Rojas Guirola ha recibido 8.76 millones en contratos de la SOSEP hasta el 10 de diciembre. 

Y solo cuatro días después, el 20 de febrero, inscribió sus empresas María Elena Sam Cahuil de Xuyá, madre de los seleccionados Luis y Daniel Xuyá. Los nombres de estas empresas son Desarrollos Samca o Deyuxa comestibles. Estas ha recibido Q7.15 millones de la SOSEP en 2023.

El 2 de marzo inscribió su empresa Julio Héctor Castellanos Samayoa, otro de los seleccionados, quien en 2023 ya recibió contratos por Q7.5 millones.

Tres meses más tarde, en julio de este año, inscribió su empresa otro de los actuales seleccionados de softbol: Juan Sebastián Ramos Pezzarossi. Este joven, de 24 años, ya ha recibido contratos por Q4.3 millones

Y, un mes después, el 4 de agosto, inscribió su empresa el último de los softbolistas que figura entre los proveedores de la SOSEP. Se trata de Juan Emilio Medina Viera, quien en estos últimos cuatro meses ha recibido Q2.74 millones de la SOSEP.

De las ventas de estos jóvenes jugadores llama la atención que todos ellos han recibido contratos de productos alimenticios similares, como leche, jugos o boquitas. Todas son ventas por montos que se aproximan mucho a los Q90 mil, el límite para realizar una compra directa. Y, además, todos ellos tienen ventas de menor cuantía de productos de papelería.

Se intentó contactar con los jugadores de softbol y con Maria Elena de Xuyá por vía de sus redes sociales así como a través del entrenador de Softbol, pero a pesar de tener conocimiento de la publicación de esta información, al cierre de la edición no respondieron.

Red de proveedores de de la SOSEP en la que se incluyen cinco seleccionados de sofbol de Guatemala.

Todos los caminos llevan a Ernesto Zamora Cruz

En todas las ofertas presentadas el día del partido en Argentina, el 18 de abril, también figura como oferente otro empresario de características similares a los softbolistas. Se trata de Andrés Eduardo Zamora Recinos, otro joven de 22 años, quien también había creado unos meses antes las empresas empresas individuales Serviali y Ofi Z. 

Zamora Recinos fue el primero de los nuevos proveedores en inscribirse en el Registro Mercantil. Lo hizo en 2022, y ha ganado hasta el 10 de diciembre Q6 millones 091 mil 731 en contratos con el Estado. Este ha proveído también de servicios a otras entidades del Estado. Pero obtuvo el 83% (Q5 millones 056 mil 780) de ese total solo de la SOSEP.

Zamora Recinos es hijo de Ernesto Arturo Zamora Cruz, un empresario condenado en diciembre de 2018 a cuatro años conmutables por cohecho activo en el caso Negocios de la Industria Militar

En 2018, la extinta Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y la Fiscalía Especial contra la Impunidad (FECI) lo acusaron por un caso de fraude.

Según la investigación, en la Industria Militar operaba un grupo de militares que sustrajo Q23.4 millones de fondos de la institución. Además, cobraron al menos Q1.8 millones en comisiones a cambio de adjudicar contratos a favor de siete empresarios. Uno de ellos era Ernesto Zamora Cruz.  

Este fue condenado en diciembre a pagar Q50,000 y a cuatro años de prisión conmutables.

Zamora Recinos es además sobrino de Sandy Recinos, actual secretaria ejecutiva Contra la Violencia Sexual, Explotación y Trata de Personas (SVET), adscrita a la vicepresidencia.



Zamora Cruz, padre del actual proveedor de la SOSEP, tuvo que dejar de prestar sus servicios al Estado, pero otras instituciones que reciben fondos públicos permitieron que siguiera decidiendo sobre su destino. En este caso, el deporte federado y, en específico, las asociaciones de Softbol y Squash.

Zamora Cruz, afiliado a las asociaciones de Softbol y Squash

En un documento del 25 de septiembre de 2019 del Tribunal del Deporte Federado (TEDEFE), figura que Ernesto Zamora Cruz integró el padrón electoral de la Asociación Nacional de Softbol como representante suplente de un equipo de la liga primera masculina llamado Tabiques y Cielos

Acta de la Asociación de Softbol donde figura que Ernesto Zamora Cruz integró el padrón electoral

En este mismo documento también aparece Miguel Ángel Xuyá Salalá, como representante suplente del equipo Kinal Valle Azul de la liga segunda masculina. Xuyá y Recinos Cruz también aparecen como amigos en la red social Facebook. Xuyá, un ex softbolista, es padre de dos integrantes de la selección guatemalteca de softbol, Luis Enrique y Daniel Xuyá. Su esposa, María Elena Sam Cahuil de Xuyá, es una de las actuales proveedoras de la SOSEP. 

Pero este no es el único documento del deporte federado donde aparecen Zamora Cruz y otro de la nueva red de proveedores de la SOSEP.

Se buscó a Zamora Cruz para conocer su versión, pero al cierre de la edición no contestó. 

Red llega a asociación de Squash

El 18 de abril, la SOSEP también recibió las ofertas de otro de los nuevos oferentes de confianza de este año. Se trata de Sergio Roberto Antonio Moreno Mejía, de 37 años, originario de Chiquimulilla, Santa Rosa. Él comenzó a proveer al Estado en 2020, sin embargo, fue a partir de octubre del año pasado cuando empezó a ofertar a la SOSEP. De Q10.1 millones de fondos públicos que ha ganado en total, aproximadamente Q7 millones los obtuvo solo de la SOSEP. 

En dos documentos del TEDEFE de 2019 y 2021, la Asociación Deportiva Nacional de Squash recoge como uno de sus afiliados e integrante del padrón electoral a Sergio Roberto Antonio Moreno Mejía.

En este padrón electoral de la Asociación de Squash, figura también Ernesto Zamora Cruz. De esta forma, este habría tenido poder de decidir sobre las autoridades del deporte federado a través de dos asociaciones diferentes.

Pero los vínculos de Zamora Cruz con los proveedores de la SOSEP no quedan sólo ahí. Otro de los nuevos empresarios que comenzaron a prestar sus servicios en 2023 es compañero de clase de su hijo Andrés Eduardo Zamora.

Amigos de Zamora Recinos

La SOSEP une a la lista de jóvenes proveedores a Abraham José Pablo Melgar Muñoz (Pablo Melgar), amigo de Eduardo Zamora Recinos.

Pablo Melgar tiene 21 años y se estrenó como empresario en marzo de este año. Según consta en el Registro Mercantil, su empresa fue inscrita unos días después de las de los jugadores de softbol, el 30 de marzo de 2023, con los nombres de Melgar & Alimentos, Ofimel y ElectroGuate. 

Melgar facturó sus primeros Q2.6 millones a la SOSEP por la venta de leche de soya, arroz con chocolate y frijol en grano. Hasta la fecha y según el portal Guatecompras de abril a agosto de este año, ha recibido contratos de la SOSEP por Q7.5 millones.

En un documento de la Universidad del Valle, Melgar Muñoz aparece como compañero de clase de Andrés Zamora Recinos, actual proveedor e hijo del empresario condenado Zamora Cruz. Y ambos también figuran como amigos en la red social Facebook.

Pablo Melgar no ha dudado en hacer alarde del dinero ganado con los contratos recibidos de la SOSEP. En los videos, desde abril en su cuenta de Tik Tok, este aparece mostrando vehículos y también relojes y colonias costosas.

Se intentó contactar con Eduardo Zamora Recinos y Pablo Melgar, pero al cierre de la edición no se obtuvo respuesta.

¿Prestanombres o empresas de cartón?

Además de los nueve proveedores que tienen vínculos con Zamora Cruz y con el deporte federado, hay otras tres contratistas nuevas de la Secretaría que no tienen ningún historial empresarial ni profesional, pero cuyas empresas fueron abiertas en fechas muy próximas a las de los jugadores y que han facturado ya Q22 millones a la Secretaría. 

Dos de ellas inscribieron sus empresas el 13 de febrero de 2023, el mismo día que el softbolista, Henry Castillo. La primera es Maria Estéfany González García, de 28 años, originaria de Santa Catarina Pinula. Aunque ha vendido al Estado Q9.2 millones este año, en sus redes sociales se presenta como “dependiente de tiendas Megapaca”. Sus empresas se llaman Edificaciones Goga, Servicios de Limpieza Goga e Instrufarma.

La otra proveedora que abrió su empresa el mismo día es Virginia Silvia Yolanda López Samayoa, de 38 años. En marzo ya facturaba Q89 mil 870 por 2 mil 365 frascos de café. Producto que vendió a la SOSEP al doble del precio que el ofertado por otro competidor. En total, López ha cobrado al gobierno Q8 millones. 

La tercera proveedora es Claudia Melisa Arana Guzmán, de 23 años, originaria de Oratorio, Santa Rosa. Ella se inscribió como comerciante individual el 25 de abril de 2023. En lo que va de año, ha ganado Q8 millones por proveer sopas, jugos, cubiletes, otros alimentos y útiles de oficina. 

En total, estos nuevos proveedores son 12. Todos coinciden con un nuevo esquema de compras de la SOSEP, en el que se han gastado ya Q82 millones solo en compras directas de alimentos. Esta cifra que multiplica por cinco la ejecutada en años anteriores en el mismo rubro. 

SOSEP cambia su patrón de adquisiciones: compras directas a productos sobrevalorados

Un análisis de las compras realizadas por la SOSEP muestra cómo la institución comenzó a adquirir alimentos poco nutritivos que, hasta 2023, no se compraban de manera habitual. 

Además, la información disponible en Guatecompras también muestra cómo la SOSEP ha recurrido sistemáticamente a las compras directas, casi todas de 89 mil quetzales. Esto le que le permitió evitar el mínimo que exige la ley para hacer una cotización o una licitación. 

De esta manera, la SOSEP pudo elegir con más discrecionalidad a sus proveedores, incluso cuando otros oferentes presentaron ofertas con precios inferiores.

Por ejemplo en una de las compras realizadas a uno de lo softbolistas el 18 de abril, otro de los participantes ofertó el mismo producto a la mitad de precio. A pesar de ello, la SOSEP optó por adjudicar la compra al softbolista Henry Castillo.

Esto también sucedió en otra de las ventas de esta red, una realizada por Andrés Eduardo Zamora Recinos. Él vendió 30 mil cajas de jugo de arándano que ofreció a Q3 cada una, cuando su competidor las ofertaba a Q1.50. Su competencia lo tenía a mitad del precio, pero el negocio fue adjudicado a Zamora Recinos. 

“La contratación que se efectúe en un solo acto, con una misma persona y por un precio de hasta noventa mil quetzales (Q.90,000.00), se realizará bajo la responsabilidad y autorización previa de la autoridad administrativa superior (…), tomando en cuenta el precio, calidad, plazo de entrega y demás condiciones que favorezcan los intereses del Estado”, indica el artículo 43 de la Ley de Contrataciones. 

Galletas, boquitas y golosinas de lujo

Entre las compras que hizo este año la Secretaría, se tomó de muestra el mes de septiembre pasado. Ese mes, la SOSEP adjudicó 178 contratos a su red de proveedores. En esta muestra se comparan los precios a los que el Estado adquirió algunos de los productos con los precios cotizados por este medio en distribuidoras y supermercados. Estos productos llaman, además, la atención porque no corresponden, en apariencia, a las necesidades alimenticias de niños o adultos mayores en estado de vulnerabilidad.

tabla de insumos comprados por la SOSEP en 2023

Además, en las imágenes difundidas por la SOSEP en sus redes sociales, como parte de la promoción de los alimentos que distribuyen, no figuran el tipo de alimentos antes mencionados.

A través de Corina Ardón, encargada de comunicación social de la SOSEP, se solicitó una entrevista con la secretaria, Sara López, pero esto no fue posible porque la funcionaria se encontraba de “gira por varias sedes”, según explicó la vocera. Se le envió un cuestionario a Ardón para que López u otra autoridad de la Secretaría explicaran las millonarias compras de alimentos, a lo que, inicialmente, respondió que necesitaban el NOG (Número de Operación de Guatecompras) de las compras mencionadas en esta nota.

Un par de días después, Ardón indicó: “este tipo de información, incluyendo el NOG al que usted hace referencia, deberá ingresarlo por vía de la Unidad de Acceso a la Información Pública de la SOSEP”. Este trámite llevaría al menos diez días hábiles a partir de la solicitud para recibir las respuestas y el periodo podría extenderse más si la Secretaría pidiera una prórroga, lo cual alargaría el proceso hasta enero de 2024.

Un dato relevante ha sido la reciente caída de los portales públicos de fiscalización, como Guatecompras, que tuvo lugar desde el 28 de noviembre hasta el 10 de diciembre.

Entrega de alimentos de la SOSEP en julio de 2023. Foto: Twitter SOSEP
Entrega de alimentos de la SOSEP en julio de 2023. Foto: Twitter SOSEP

Hogares sin fiscalización

Los alimentos que adquiere la Secretaría se destinan a los 131 Hogares Comunitarios, los 449 Centros de Atención y Desarrollo Infantil (CADI) o los 79 centros para personas de la tercera edad llamados Mis Años Dorados, que opera la institución. En estos programas se proporcionan tiempos de comida o se entregan bolsas de alimentos.  

La diputada de Movimiento Semilla, Ligia Hernández, contó a este medio que el año pasado intentó fiscalizar los Hogares Comunitarios y los CADI porque estaba interesada a la atención que se le daba a los menores de edad.

Pero indicó que al tratar de realizar estas revisiones, comprobó que muchos de ellos funcionaban en casas particulares sin identificación y que, al visitarlos, era difícil encontrar evidencia de la entrega de las bolsas de alimentos. También comentó que en algunas de las casas no había niños o niñas y que muchas de ellas, al parecer, estaban en “manos de personas afines al partido oficial Vamos”. 

El 13 de noviembre, Lucrecia Peinado, esposa del presidente electo Bernardo Arévalo, y su equipo de trabajo tuvieron la primera reunión de transición con la secretaria de SOSEP, Sara López. “Solamente hemos tenido una reunión inicial. Se recibió un informe físico que contiene la información y la presentación del trabajo y los logros de la entidad”, dijo Brenda Fernández, asistente de Peinado.

En enero del próximo año, la Secretaría cambiará de autoridades y quedará a la expectativa de los mecanismos de compras y transparencia que implemente la administración del presidente Arévalo. Al cierre de esta nota, la red de proveedores continuaba recibiendo más contratos de alimentos. 

Te puede interesar