NARRATIVAINVESTIGACIÓNDATOS

Search
17 mins de lectura

COMPARTIR

PODCAST | Las viudas del régimen Bukele

Locución y guión: Factum / Edición: Las Indomables

Transcripción:

Las viudas del régimen de Bukele 

Teresa | Nada va a ser perfecto, pero tampoco que nos llenen la cabeza de ideas tratando de hacer como que fuera un país de mil maravillas cuando realmente las personas inocentes somos las que estamos pagando los platos rotos de alguien más, porque como dije yo acepto de que pusieran el régimen y siempre y cuando alguien debiera algo, pues que lo pagara pero no que lo pagaran personas inocentes. Y más aún haciéndole daño a personas más inocentes porque para mí mi hijo era el que menos tal vez podía llevar una secuela de toda la situación, verdad? Y hoy está creciendo sin su papá, entonces… 

Fátima Escobar | Ella es Teresa, una de las decenas de mujeres salvadoreñas que han resultado afectadas por el régimen de excepción, implementado por el gobierno del presidente Nayib Bukele en El Salvador desde el 27 de marzo de 2022. Una decisión que el presidente tomó luego del fin de semana más sangriento del siglo en El Salvador: en tres días 87 personas fueron asesinadas, la mayoría sin ningún tipo de vínculos con las pandillas.

Clip Noticia 1 | La policía nacional civil contabilizó 87 muertes en tres días. La jornada más sangrienta en el país en su historia reciente.

Clip Noticia 2 | Declárese en todo el territorio nacional régimen de excepción, derivado de las graves perturbaciones al orden público por grupos delincuenciales, que atentan contra la vida, la paz y la seguridad de la población salvadoreña. 

Fátima Escobar | Bienvenidas y bienvenidos al podcast de DES-AUTORIZADAS, un especial de periodismo multimedia que cuenta los retrocesos democráticos en Centroamérica y su impacto en las mujeres, con el apoyo de Free Press Unlimited… Mi nombre es Fatima Escobar y soy periodista de la Revista Factum. Esta es la historia de El Salvador.

Fátima | Por medio del régimen de excepción se han limitado cuatro derechos ciudadanos fundamentales para la vida cotidiana: defensa, reunión, la inviolabilidad de las telecomunicaciones, es decir que pueden ser intervenidas sus llamadas y mensajes, y además han extendido el plazo de la detención administrativa, lo que significa que se han prolongado los tiempos para que las personas detenidas sean acusadas formalmente y para que inicien sus juicios.  

Y en un año, esta medida ha dejado a casi 65 mil personas arrestadas, llevando a El Salvador a ser el país con la mayor tasa de encarcelamiento en el mundo según  la Oficina de Washington para Asuntos Latinoamericanos. El presidente Bukele defiende esta estrategia extrema, alegando que ha sido exitosa para reducir las tasas de homicidio y controlar a las pandillas que aterrorizaban a la población salvadoreña: la barrio 18 y la mara salvatrucha. Pero en medio de la aparente mejora de seguridad existen denuncias de manipulación de cifras y de un subregistro elevado de las muertes violentas.

Clip Noticia 3 | Creo que no hay duda del éxito del Plan Control Territorial y del éxito de la guerra contra las pandillas y de las medidas que hemos tomado incluyendo el régimen de excepción. El proyecto gubernamental más aprobado en el mundo. 31 años después de los falsos acuerdos de paz, al fin nuestro pueblo vive una verdadera paz.

Fátima | Pero ¿a qué costo? Las denuncias en los medios de comunicación hablan de  capturas arbitrarias a personas inocentes y torturas en cárceles. Esta situación ha dejado una estela de dolor en las familias de los privados de libertad. Pero también una sensación de incertidumbre. Porque además, se están muriendo allá dentro, en prisión.

En marzo de 2023, a un año de la implementación del régimen de excepción, se reportaban 102 muertes de reos. Durante una conferencia de prensa, varias organizaciones enfocadas en la defensa de los derechos humanos, hablaron acerca de estas muertes. 

Clip Conferencia de Prensa | La mayoría de estas presentan signos de muertes violentas. Es decir, aunque la mayoría de las causas no está determinada en el registro que se ha tenido de medios de comunicación…

Estas muertes no necesariamente están investigadas y muchas veces vienen con otros signos de violencia que parece haber sido generado dentro de la detención. Entre ellos, por ejemplo, estrangulamiento, quebraduras de costillas, heridas de abdomen y cabeza…

Fátima | Unos meses después, el 29 de mayo de 2023, una investigación de campo de la organización de derechos humanos Cristosal reveló que la cifra de muertes de personas detenidas durante el régimen de excepción ya va por 153. Y que estas fueron torturadas, estranguladas, fracturadas o vapuleadas en las cárceles salvadoreñas estando bajo custodia del Estado, el mismo que tiene como mandato constitucional proteger a la población.

Fátima | Uno de ellos fue Adrián Solórzano, el esposo de Teresa, la mujer que escuchamos al inicio de este episodio, y el padre de su hijo de cuatro años. Se enteraron de su muerte cuando una funeraria tocó a su puerta para avisarles que Adrián, que no tenía ningún problema de salud cuando lo encarcelaron, había muerto. El caso fue documentado por Cristosal y las evidencias comprueban que fue torturado.  

Teresa | Dios siempre bendice vea? Pero no ha sido fácil la vida para nosotros desde que a él lo detuvieron y aún más difícil cuando ya lo entregan muerto, verdad? Porque no fue nada fácil decirle a mi hijo que su papá ya no iba a volver. Y más desgarrador cuando lo vio en el ataúd.

Fátima | A Adrián lo detuvieron la noche del 18 de abril del 2022 acusado de asociaciones ilícitas. Dos policías llegaron a la vivienda y preguntaron por él con su nombre y apellido. Se lo llevaron con engaños, le dijeron que únicamente le harían unas preguntas. Las averiguaciones de su familia apuntan a que a Adrián lo afectó una denuncia anónima, sin pruebas. Tres meses después, el 4 de julio de 2022, murió en el hospital Zacamil después de haber sido trasladado desde el penal de Mariona, en San Salvador. La esquela forense dice que falleció por asfixia mecánica por estrangulación. Un médico le dijo a los familiares que tenía moretones en el cuello, lo que indicaba que lo habían sometido con un palo. Según la organización Socorro Jurídico Humanitario, en el penal que estuvo Adrián, el de Mariona, han ocurrido casi un tercio de las muertes de reos en el primer año del régimen. Adrián tenía 30 años cuando murió. Además de su esposa e hijo, lo sobreviven su madre y su hermana, Hilda Solórzano. Esta es ella.. 

Hilda Solórzano | Con mi mamá él fue un gran pilar que ella tuvo, porque como ella era es este persona pues sobreviviente de cáncer. Entonces, él fue un pilar muy fundamental para ella, para su recuperación, para su salud.

Fátima | Desde que estaban pequeños, Hilda recuerda cómo Adrián, ella y su madre siempre andaban juntos para todos lados. 

Hilda |  Nosotros siempre andamos juntos, porque mi mamá siempre desde pequeño no es como al yo, osea hay madres que si hay dos hijos, no hoy llevo a este y mañana llevó al otro. Mi mamá siempre con las carencias con todo porque como ella en parte, o sea ella fue padre y madre para nosotros, entonces ella siempre donde ella iba allí andábamos nosotros dos, allí andábamos.

Fátima | Según su hermana, por su personalidad, Adrián era muy querido en Jucuapa, Usulután, en el sureste de El Salvador, de donde son originarios.

Hilda |  Y él pues donde iba también, o sea, era una persona carismática y él sí, aunque usted no la conocía. Él sacaba amistad con usted, platicaba con usted y salían y al final hasta después tenían amigos en común, o sea, así es como era él…

Fátima | Y también era muy generoso con las personas a su alrededor.

Hilda |  Si él decía voy a ir a jugar ahí ahí van cinco siete detrás de él, vamos, pero qué pasaba? Mi hermano era de aquellos de que él mi mamá le compraba a él sus tacos para jugar. Mi mamá le compraba a veces hasta dos, tres pares de tacos. Cuando él se iba a jugar se los llevaba todos. Se llevaba los tenis, hasta mis zapatos, mis tacos, de mi cuñada los tenis, de mi mamá, tacos, tenis, lo que fuera, él todo se lo llevaba. Él andaba cargando un gran bolsón, porque todos los que llegaban a jugar y no tenían va te los voy a prestar andá.

Fátima | En los primeros días después del arresto de Adrián, su hijo lo lloraba todas las noches. Le hacía falta jugar al fútbol con su papá, ver televisión, compartir con él. Preguntaba que cuándo volvería. También se enfermó, porque dejó de comer.

Teresa | El niño se enfermó lo tuvimos a puro pediasure porque no comía nada, bajó de peso. Todos los días lloraba por su papá, preguntaba por él porque eran bien pegados.

Fátima | A Teresa, el arresto y la posterior muerte de su esposo, le cambió la vida. No solo perdía a su compañero, al papá de su hijo, sino su sustento. Con su trabajo como conductor de Uber, Adrián cubría todos los gastos familiares.

Teresa | También el sostén económico dependíamos de él, porque aunque hoy tenga mi trabajo en ese momento no devengaba un sueldo. Si no fuera por el apoyo de mi suegra, o sea, la mamá de él, mi cuñada y la familia de él, prácticamente no nos hubiéramos sostenido ni económicamente con mi hijo. No hubiéramos tenido ni para comer, por decirlo así. 

Fátima | Bajo el estado de excepción, la historia que vivió Teresa se repite cientos de veces en El Salvador. Al menos 370 mujeres salvadoreñas, entre parejas o esposas de arrestados durante el régimen han asumido la carga económica completa de sus hogares y se les han incrementado las tareas de cuidados.

Teresa ahora vive con la familia de su esposo. Una red de apoyo creada entre mujeres y que es liderada por su cuñada y su suegra. Se acuerpan, pero aunque no lo admita la joven madre perdió su independencia. A cada momento debe avisar dónde está o qué hará. El régimen además le quitó su libertad. 

Los hijos e hijas de las personas arrestadas también son víctimas indirectas de la política de seguridad pública. Al menos 670 entre niños, niñas y adolescentes han quedado a la deriva debido a que su padre o madre está en prisión, según los registros de las organizaciones de la sociedad civil. 

Teresa | No sé qué me depara mi destino, pero eso sí que tengo que pensar primero en ser madre antes de ser mujer y mi prioridad es mi hijo ahorita mi prioridad es él, porque realmente no tiene a nadie más, me tiene solo a mí, aunque esté la demás familia no es lo mismo.

Fátima | La que llora y súplica es una niña de ocho años; hija de un arrestado durante el régimen. El 23 de febrero de 2023, los familiares de personas que fueron detenidas arbitrariamente hicieron un plantón afuera de la Procuraduría de Derechos Humanos, la institución que tiene entre sus funciones velar por el respeto de todos los salvadoreños, para exigir que les permitan ver a sus familiares arrestados. Lloraron, llevaron fotografías y protestaron porque quieren saber cómo está su salud.

Roxana | Mi nombre es Roxana Guadalupe Girón y estoy aquí porque se llevaron a mi hijo arbitrariamente. Lo sacaron de la casa culpándolo que era pandillero desde el 21 de junio hasta esta fecha no sé nada de él. No sé si está bien, si él vive, no se si le dan paquete. 

Fátima | El paquete se refiere a los artículos de limpieza personal y alimentos que debe llevar cada mes al penal. Arroz, azúcar, avena, papel higiénico, pasta de dientes, desodorante, entre otros productos. 

Roxana | He estado pagando en el penal de Mariona $35 quincenales con tal de que él tenga qué comer, porque sé que allí les están dando dos tiempos y lo comparten con otros. 

Él tiene 24 años cumplió el 23 de diciembre allí en ese lugar tan horrible pues, una persona lo vio pero dice que está demasiado delgado porque no les están dando de comer. 

Fátima | Madres, esposas, compañeras de vida, hermanas y abuelas son las que buscan constantemente información y esperan durante horas afuera de los penales con la esperanza de tener noticias o que sus seres queridos sean liberados, ya que las visitas no han sido permitidas.

Roxana | Y están muriendo y no se sabe nada, uno quisiera saber de ellos. Al menos le deberían dejar a la madre, a las esposas, verdad, ver a sus familiares y saber en qué condiciones están y cómo uno les puede ayudar. No es que uno tenga el dinero, verdad? Pero uno con esfuerzo puede aguantar un poquito en su casa para que ellos estén bien, porque sabe de que son inocentes. 

Fátima | Por medio de una filtración, Human Rights Watch tuvo acceso a bases de datos que confirman las violaciones a derechos humanos que están ocurriendo en las prisiones salvadoreñas. Irrespeto al debido proceso, hacinamiento extremo y muertes bajo custodia estatal son las violaciones que más se repiten. 

Según esta base de datos, más de 39,000 personas habían sido acusadas del delito de “agrupaciones ilícitas”, como fue el presunto delito que le atribuyeron a Adrián. Durante el reporteo para esta historia, en revista Factum leímos 100 expedientes de privados de libertad y de esos, solo un detenido tenía antecedentes penales por un caso de extorsión del que fue absuelto en 2016. 

Mientras los familiares de estos miles de salvadoreños presos protestan y claman por noticias de sus seres queridos, a las familias de los 153 fallecidos durante el primer año del régimen de excepción lo único que les queda es ir al cementerio. La familia de Adrián, por ejemplo, le lleva flores todos los domingos.

Hilda | Ella todos los domingos ella va a dejarle flores a mi hermano. Y todos los domingos es de ir al cementerio. Se lleva siempre un ramo de de rosa, porque ella siempre le lleva rosas, eh? Limpiamos la tumba el alrededor…El niño siempre que nosotros llegamos le dice. Hola papito, ya te vine a ver. Este cuando ya nos venimos, papito ya nos vamos.

German Cerros | Es digamos como un poco más manejable, voy a utilizar esa frase eufémica, un poco más manejable perder un familiar cuando uno lo pierde por cuestiones de una enfermedad, o que por ejemplo personas que mueren por cáncer o por x o y enfermedad terminal, en la que la misma familia se prepara emocionalmente o por lo menos logra buscar herramientas para contener y poder sobrellevar la pérdida del familiar. 

Pero cuando la muerte es abrupta como lo que ha ocurrido en los centros de detención

Duele mucho más saber que esa pérdida abrupta es también responsable en alguna medida el mismo Estado porque cuando una persona nos lastima y es una persona externa y en la que uno no tiene familiaridad con la misma se puede llegar a manejar de alguna forma la situación pero cuando es una persona en la cual nosotros -persona utilizando un figurativo en este momento- una persona en la cual nosotros depositamos nuestra seguridad. Eh, nuestro bienestar es la que nos ha lastimado el proceso de duelo se convierte en una hasta una posible tortura.

Fátima | El que habla es German Cerros, psicólogo del Instituto de Derechos Humanos de la Universidad Centroamericana, la UCA, una organización que ha documentado 800 arrestos arbitrarios en el marco del régimen de excepción. Visiblemente agotado por la carga de trabajo, el profesional de salud mental habla de las secuelas que dejan en las familias los arrestos repentinos. Las vidas de niños, niñas y mujeres han quedado marcadas. 

German | Que muchas de esas cosas no se evaluaron en su momento a la hora de implementar una estrategia como esta y ya estamos viendo estragos de los mismos niños que de repente todavía están preguntando en qué momento va a llegar su papá o su mamá y aquí viene una cosa que hemos hablado en algunos grupos de protección a niñez, no es lo mismo el tema del tiempo para una persona adulta que para un niño. Si ya para nosotros el tiempo del “próximamente” es bien difícil y muy ambiguo, pero nos toca lidiar con eso, para un niño una cosa tan concreta como un tiempo puede ser una semana y preguntar nuevamente y por qué no ha salido mi papá? Que si ya para nosotros es difícil, no me creo que imaginar para un niño estar lidiando con el tiempo y más a estos tiempos extendidos que hay temas de captura y todo eso para un niño lidiar con algo emocional como eso.

Fátima | A juicio de Cerros, el Estado no logró dimensionar el impacto emocional que generarían las capturas en las familias; especialmente en las esposas e hijos. 

Fátima | Al cierre de este podcast, el ministro de Seguridad Gustavo Villatoro anunció que solicitará a la Asamblea Legislativa una nueva prórroga del régimen de excepción. La prorroga 14. El funcionario dijo que la política represiva les ha permitido recuperar el 100% del territorio que antes era gobernado por las pandillas. 

Fátima | Así, la pesadilla continuará para los hombres jóvenes y pobres de El Salvador que han sido o seguirán siendo detenidos arbitrariamente sin posibilidad de defenderse. Sin saber si saldrán con vida aunque sean inocentes, y para los cientos de mujeres, niños y niñas afectadas, viviendo en la incertidumbre de si volverán a ver a su hijo, a su pareja o a su papá.

Fátima | Este fue el podcast de DES-AUTORIZADAS, un especial de periodismo multimedia que cuenta los retrocesos democráticos en Centroamérica y su impacto en las mujeres, con el apoyo de Free Press Unlimited. El episodio de El Salvador fue producido por Loida Martinez Avelar de Revista Factum y editado por Indomables podcast. Los demás medios participantes incluyen a No Ficción de Guatemala, Contracorriente de Honduras, Divergentes de Nicaragua e Indomables de Panamá. Si te pareció valioso este episodio, compártelo con más personas. Las demás historias del especial se publicarán poco a poco en las redes y plataformas de los distintos medios participantes. Mantente pendiente para leerlas y escucharlas!

Este podcast forma parte de #DesAutorizadas, un especial transfronterizo y multimedia que narra cómo el retroceso democrático impacta en las mujeres de cinco países de Centroamérica. Una alianza de Revista Fáctum desde El Salvador, Contra Corriente desde Honduras, Divergentes desde Nicaragua, Las Indomables, desde Panamá y No Ficción desde Guatemala, con el apoyo de Free Press Unlimited.

Te puede interesar