NARRATIVAINVESTIGACIÓNDATOS

Search
3 mins de lectura

COMPARTIR

Q156 millones en deudas sin pagar de los partidos políticos

Los partidos políticos en Guatemala suman Q156 millones en deudas arrastradas a lo largo de años de campañas electorales, según información del Tribunal Supremo Electoral (TSE). De este monto al menos Q43.6 millones se encuentran documentados como deudas contraídas con empresas relacionadas a Ángel González el mayor empresario de la televisión abierta del país, mientras que decenas de millones más se encuentran enmascarados detrás de rubros como “cuentas por pagar a largo plazo”. 

Cada año los partidos políticos están obligados por la ley a enviar sus informes financieros al Tribunal Supremo Electoral (TSE). El balance de sus finanzas, su estado de ingresos y egresos se ve reflejado en estos reportes entregados por las agrupaciones políticas al TSE. 

Al analizar los balances financieros de los partidos de 2019, los últimos públicos, se puede ver que las agrupaciones políticas suman una deuda de Q156 millones con sus proveedores de campaña, sin contar deudas laborales, en un orden mucho menor. ¿Pero a quién le deben dinero los partidos?

Los partidos analizados son: la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), Compromiso Renovación y Orden (Creo), Partido de Avanzada Nacional (PAN), Todos, Convergencia, Podemos, Semilla, Unionista, URNG-Maiz, Visión con Valores (VIVA), Winaq, Bienestar Nacional (BIEN), FCN-Nación, Humanista, Movimiento Para la Liberación de los Pueblos (MLP), Prosperidad Ciudadana (PC), Unión del Cambio Nacional (UCN), VALOR, Vamos y Victoria. Quedaron fuera de este reportaje los recientemente cancelados o sin participación electoral como PLG, Avanza o Unidos; pero si se incluye a UCN por contar con congresistas electos por esa agrupación en ejercicio.

En 13 de los 20 informes financieros de los partidos analizados, sin embargo, no se incluyen las “Notas a los Estados Financieros”, un aspecto importante ya que detallan el nombre de la empresa a la que el partido le debe, como en el caso de las compañías relacionadas con Ángel González o la empresa de telecomunicaciones Tigo.


Los balances financieros completos pueden ser consultados aquí.

Deuda de arrastre: el costo de las campañas 

El dinero ha sido el combustible de las campañas políticas en Guatemala. Por poner un ejemplo, Acción Ciudadana estimaba el gasto de campaña del Partido Patriota en la primera vuelta de las elecciones presidenciales de 2011 en Q126,963,572, y el de Líder en Q94,821,698. Para un costo por voto de Q277.45 en el caso del PP, y Q91.32 para Líder.

Hoy ambos partidos se encuentran cancelados y con sus respectivos dirigentes enfrentando procesos penales. Las irregularidades en el financiamiento de las campañas del 2011 y 2015, sumado a la presión social, y las investigaciones judiciales por financiamiento electoral ilícito, contribuyeron a la aprobación de reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos de 2016.

El régimen de contratación de pauta publicitaria, por ejemplo, cambió, quedando en manos del TSE. Pero para esa fecha muchos partidos ya arrastraban deudas millonarias con medios de comunicación por sus espacios publicitarios. 

Estos son algunos ejemplos: La UNE reporta Q40.12 millones en deudas al 31 de diciembre del 2019. En las notas del informe del año 2018 se detalla que los acreedores son Radio Televisión de Guatemala S.A., Televisiete S.A., Tele Once S.A., Trecevisión, S.A., Central de Radio, S.A., Grupo Radial El Tajin S.A., Helicópteros de Guatemala S.A. y Servicios Innovadores de Comunicación y Entretenimiento (Tigo), como muestra la imágen de portada. 

Te puede interesar